InicioDeportesIban Salvador rompe su silencio ante un medio francés: “¡Lo que queremos...

Iban Salvador rompe su silencio ante un medio francés: “¡Lo que queremos denunciar es corrupción! »

En una exclusiva al medio deportivo So Foot, el internacional ecuatoguineano ha asegurado que que hay un procedimiento interno en marcha para despedir a aquellos que Emilio Nsue denominó “cánceres”, y está en marcha.

spot_img

Tras los últimos acontecimientos sobre el conflicto entre la FEGUIFUT, el Ministro de Juventud y Deportes y el Nzalang Nacional, que condujeron a Emilio Nsue a desplazarse a Malabo para participar en una reunión presidida por el vicepresidente de la República, el que ha vuelto a hablar del caso en el periódico francés So Foot ha sido Iban Salvador Edú, quien también fue expulsado de la selección nacional conjuntamente con Emilio Nsue.

A través de una exclusiva a este medio, el segundo capitán-hasta el momento – de la selección nacional de Guinea Ecuatorial ha respondido a varias preguntas y ha llegado a afirmar que hay un procedimiento interno en marcha para despedir a aquellos que Emilio Nsue denominó “cánceres”, y está en marcha.

Cabe recordar que Iban Salvador Edú también participó en el directo en Instagram de la cuenta de Emilio Nsue donde llamaron de todo tanto al Ministro de Juventud y Deportes como al presidente de la Federación Ecuatoguineana de Fútbol ( FEGUIFUT) y a Elías, el fisioterapeuta de la selección, y al coordinador apodado «Benzema».

Lo que dijo Iban Salvador Edú, recogido en el medio So Foot, es como sigue:

P: Iban, vienes de una gran Copa Africana de Naciones con Guinea Ecuatorial. ¿Qué valoración saca de ello?

R: La CAN debería haber sido buena para nosotros. Empatamos contra Nigeria, vencimos a Costa de Marfil, el país organizador, ¡y terminamos primeros de nuestro grupo! Y aunque la eliminación fue dolorosa (derrota por 1-0 en el tiempo añadido contra Guinea) , estábamos orgullosos de haber salido con honores. Desafortunadamente, no duró.

P: ¿Se refiere a su suspensión por parte de la federación?

R: Lo escuché como todos: en las redes sociales. (Risas) Fue el día después del partido contra Guinea, me pidieron que mirara las noticias y encontré el comunicado de prensa de la Federación. Es una locura porque te pillan con la guardia baja y no sabes cómo reaccionar ¿A quién ver? ¿Qué decirles? Entonces con Emilio, que era el otro jugador citado en el caso, más el entrenador, acordamos no comunicarnos antes de que termine la competición. Por eso, dos días después, hicimos este vídeo ( un directo en Instagram para denunciar el accionar de la Federación).

P: Pero, ¿qué te dices a ti mismo al leer este comunicado de prensa?

R: Todas las cosas de las que nos han acusado son simplemente falsas. Llevo diez años en la selección. Me compré mi primera capa cuando tenía 18 años y desde entonces no he vuelto a tener el más mínimo problema. Mejor aún, nuestra generación sólo ha progresado. ¡¿Y hoy la gente dice que estamos causando un lío en el grupo?! Entonces con Emilio, que es nuestro capitán, decidimos contraatacar, destacando las acciones de ciertos miembros de la federación, que piensan sobre todo en su situación personal.

P: Por lo que entendimos en tu video con Nsue, ¿la federación te atacó para encubrir sus acciones?

R: Sí, Lo que queremos denunciar es el problema de muchas selecciones africanas: la corrupción. Demasiados líderes federales utilizan dinero que normalmente debería destinarse al fútbol local para beneficio personal. Durante mucho tiempo, el fútbol en Guinea Ecuatorial tuvo mala prensa, porque la federación naturalizaba a los extranjeros, en lugar de confiar en los jugadores del país. Luego se produjo una limpieza a finales de la década de 2010 con la llegada de personas con doble nacionalidad y una generación verdaderamente enamorada del país. Y ahí volvemos a caer en nuestros errores, pero si ese es el precio a pagar para que nuestro fútbol sea aún más limpio que antes, entonces seguiremos protestando.

P: ¿Qué os habéis dicho entre compañeros durante las últimas semanas?

R: Acordamos no hablar demasiado en los medios. Hay un procedimiento interno en marcha para despedir a los que Emilio denominó acertadamente » cánceres «, y va por buen camino. Por eso vamos a exponernos menos en los medios, para dejar que el procedimiento se lleve a cabo. Simplemente decidimos hacer algunas entrevistas, incluida ésta, para poner de relieve nuestros problemas, los de muchas federaciones africanas, y no dejarnos indiferentes.

P: Más que el resto de selecciones africanas, Guinea Ecuatorial está compuesta casi exclusivamente por ciudadanos con doble nacionalidad. ¿No teme que este asunto» asuste «a los jóvenes que probablemente se unan al equipo en el futuro?

R: Al contrario, si hacemos todo esto es precisamente para mostrar la verdad a nuestros jóvenes. Vender las cosas buenas del fútbol es fácil, pero es igualmente importante mostrar lo negativo, lo real. Si queremos que nuestros jóvenes elijan jugar en Guinea Ecuatorial en el futuro, primero debemos limpiar nuestra federación. Es al dejar las cosas como están que estos niños corren el riesgo de asustarse cuando llegan.
Además, usted está directamente afectado porque no nació en Guinea Ecuatorial, sino en España. Mi abuelo materno es ecuatoguineano y aunque realmente nunca tuve una relación con él, siempre estuve consciente de sus orígenes. Aunque no sabía prácticamente nada de Guinea Ecuatorial ni de África, nunca había visto un partido de la CAN. Pero a medida que crecí, poco a poco surgió el deseo de representar al país de mi madre. Y al conocer a Carlos Akapo (también internacional ecuatoguineano), me convenció de contactar con la federación.

P: ¿Cuál fue entonces el contexto de su llegada a la selección?

R: Antes de 2015 y de la implementación de la reforma que exigía que los jugadores tuvieran origen ecuatoguineano, la federación naturalizaba a brasileños, colombianos o argentinos. Afortunadamente ha llegado una generación de jugadores de origen ecuatoguineano. Al reunirme con los responsables de la federación en Valencia, incluso les pedí que agilizaran los trámites, porque tenía prisa por incorporarme al equipo. Poder decirme hoy que tengo 9 años de experiencia en selección es excepcional.

P: Tú también hiciste todo lo posible para tu selección. Hasta el punto del exilio a Polonia.

R: Dejé Fuenlabrada en julio de 2023 para incorporarme a Ceuta (Primera RFEF, D3 española, nota del editor) . Pero cuando llegué me hicieron entender que no querían que jugara en la CAN. Les dije que me era imposible renunciar a la selección. Por lo tanto, tuve que encontrar una base rápidamente al final del período de transferencia (1 de septiembre de 2023 ) y, por lo tanto, fiché por el Miedź Legnica de Polonia. La ventaja aquí es que hay un corte durante el invierno, lo que no ocurre en España. El problema es que no hablo muy bien inglés y menos polaco. (Risas.)

P: Este problema de los jugadores africanos retenidos por su club o “dejados de lado” también está presente en Francia, ¿qué opinión le merece al respecto?

R: Es una locura ver que los clubes se niegan a fichar jugadores o los amenazan porque juegan en la CAN. Si se tratara del euro, ya habríamos encontrado soluciones. Además, es el jugador que más tiene que perder, porque está inmerso en un proyecto con un club, sabiendo que perderá tiempo durante la temporada, al irse a la CAN.

P: Finalmente, ¿cómo ve el resto de su carrera en el Nzalang ?

R: Sólo tengo 28 años, así que estoy lejos de jubilarme. (Risas.) Tengo la intención de volver a la selección con aún más ganas. El próximo mes de marzo nos espera una serie de partidos amistosos, así que oye, no pasa nada si no estoy. Por otro lado, en junio reanudaremos la clasificación para el Mundial de 2026 con un choque ya decisivo contra Túnez, y tengo la intención de estar presente. Con la esperanza, por supuesto, de que para entonces los problemas hayan quedado atrás.

Real Equatorial Guinea
Real Equatorial Guineahttps://realequatorialguinea.com/
Todas las noticias sobre Guinea Ecuatorial. Información, novedades, actualidad y última hora en Guinea Ecuatorial, África y Mundo con Revista Real Equatorial Guineal.