El hombre más rico de África planea invertir 15.000 millones de dólares en una refinería capaz de ‘cambiar el juego’ en el mercado petrolero regional

0

Podrá procesar 650.000 barriles por día.

Aliko Dangote, el hombre más rico de África, planea invertir 15.000 millones de dólares en la construcción de una de las mayores refinerías del mundo, que puede “cambiar el juego” en el mercado regional del suministro de petróleo, señala Bloomberg.

De esta manera el multimillonario nigeriano permitirá a su país satisfacer sus necesidades de combustible, así como exportarlo a los países vecinos, según la publicación. Asimismo, el funcionamiento de la planta aumentará el producto interno bruto (PIB) del país un 2,3%, estimó la empresa de inversiones Renaissance Capital en el 2018.

Una de las economías más ricas de África puede estar en peligro debido al petróleo barato

Bloomberg detalla que se trata del mayor proyecto industrial en la historia de Nigeria, que incluirá no solo la refinería, sino un procesador de gas y una planta de amoniaco y urea, que será la mayor del mundo. La instalación petrolera podrá procesar 650.000 barriles por día y poseerá también una columna de destilación para separar el crudo en distintos combustibles, que se convertirá en la más grande a nivel mundial.

Tras su construcción, la refinería podrá dar trabajo a más de 70.000 personas, opinó el gobernador del Banco Central de Nigeria, Godwin Emefiele.

“Cambia el juego” en el mercado

En ese contexto, Devakumar Edwin, director ejecutivo del complejo, admitió que los riesgos y desafíos respecto al proyecto “son altos”, pero “las recompensas también son altas”. “Como un símbolo del progreso nigeriano, [la refinería] es bastante importante”, afirmó Charles Robertson, economista jefe en Renaissance Capital, mientras que Jeremy Parker, analista en la consultoría Citac, que se especializa en negocios relacionados con el petróleo en África, declaró que es “el desarrollo que cambia el juego del suministro [del crudo] regional”.

Cabe señalar que la fecha de la realización del ambicioso proyecto ya se había aplazado: hasta el 2016, 2019 y ahora hasta el 2021. Al mismo tiempo, Citac estima como poco probable que la refinería empiece a funcionar antes del 2023.
La realización de este proyecto se planea mientras el país se enfrenta a una crisis por la pandemia, la caída del precio de petróleo, y ya sufrió dos devaluaciones de su moneda desde marzo. Según el Fondo Monetario Internacional, la economía del país perderá un 5,4% este año.