Costa de Marfil: la oposición enfurecida contra el Consejo Constitucional

0
Consejo Constitucional

La oposición de Costa de Marfil criticó duramente el martes al Consejo Constitucional, que el día anterior validó la controvertida candidatura del presidente Alassane Ouattara a un tercer mandato y rechazó 40 de las 44 candidaturas presentadas, entre ellas las del antiguo jefe de Estado Laurent Gbagbo y del ex jefe rebelde y ex primer ministro Guillaume Soro.

Elegido en 2010, reelegido en 2015, el Sr. Ouattara anunció inicialmente en marzo su decisión de renunciar a un tercer mandato. Antes de cambiar de opinión en agosto, tras la repentina muerte de un infarto de su primer ministro Amadou Gon Coulibaly, a quien había designado.

El anuncio de esta candidatura había provocado enfrentamientos, en particular comunitarios, con una quincena de muertos en agosto 2020.

El Consejo consideró que, con la nueva Constitución de 2016, el país había entrado en una nueva República y, por consiguiente, el contador de mandatos se había puesto a cero, aunque el nuevo texto, como el anterior, limitaba a dos el número de mandatos presidenciales.

Diez años después de la crisis de las elecciones presidenciales de 2010, que se saldó con más 3.000 muertos después de que el presidente Laurent Gbagbo se negara a reconocer su derrota electoral ante Alassane Ouattara, el temor de que se produjeran actos de violencia mortal antes de las elecciones del 31 de octubre es grande.

Un ex primer ministro de Laurent Gbagbo, Pascal Affi Nguessan, cuya candidatura ha sido validada, ha condenado “la espiral de exclusión en la que se hunde Costa de Marfil”, a la que ha calificado de “manifestación más lograda del carácter tiránico del régimen”.

Condenas judiciales

“El Consejo Constitucional ha perdido la ocasión histórica de marcar su independencia: al aceptar la candidatura del presidente saliente, manifiestamente inelegible, rechazando las del presidente Laurent Gbagbo y de Guillaume Soro, privados de sus derechos cívicos por puros motivos de oportunidad política”, denunció en un comunicado.

Absuelto en primera instancia de crímenes contra la humanidad por la Corte Penal Internacional (CPI), el Sr. Gbagbo espera en Bélgica un eventual proceso de apelación. Sus partidarios habían presentado su candidatura a la presidencia, pero él nunca se había pronunciado sobre el tema.

Su candidatura fue anulada debido a una condena en enero de 2018 a 20 años de prisión por la justicia de Costa de Marfil en el marco de la crisis de 2010-2011.

“Esta lista parcial me obliga. Me obliga a una victoria clara para pasar esta página negra de la historia de nuestro país”, aseguró el Sr. Affi Nguessan.

Guillaume Soro, cuya candidatura fue declarada inadmisible debido a una condena por la justicia de Côte d’Ivoire a 20 años de prisión por encubrimiento de “malversación de fondos públicos”, reaccionó desde la noche del lunes en Twitter y Facebook.

“Nueva etapa”

“Rechazo enérgicamente la decisión injusta e infundada adoptada por el Consejo Constitucional. Considero que se trata de una decisión inicua, políticamente motivada, jurídicamente coja y que se inscribe en una lógica de aniquilación de la democracia y del Estado de Derecho”, afirmó el Sr. Soro, antiguo aliado de Ouattara, que ayudó a acceder al poder en 2010, antes de enfrentarse con él en 2018.

Al denunciar el “perjurio del Sr. Ouattara”, Guillaume Soro, que vive en el exilio, anunció que “una nueva etapa de nuestra lucha por la democracia en nuestro país. Será áspera, pero la ganaremos”, prometió, anunciando que hablará más en una conferencia de prensa en Francia el jueves.

Por su parte, el Partido Democrático de Costa de Marfil del ex presidente Henri Konan Bédié, cuya candidatura ha sido validada y que se anuncia como el principal adversario del presidente Ouattara, no ha reaccionado a la decisión del Consejo. Sin embargo, el martes anunció que “no participará en las elecciones de las Comisiones Electorales Locales del 15 de septiembre”.

El PDCI y la oposición vienen pidiendo desde hace meses una reforma de la Comisión Electoral Independiente (CEI) que consideran “subordinada” al poder y que ya han amenazado abierta o veladamente con un boicot de las elecciones.

Según la CEI, la falta de participación del PDCI no impedirá que el proceso electoral siga su curso. La Comisión debería garantizar al partido del Presidente Ouattara la mayor parte de las presidencias locales, pero la elección de una mayoría de Presidentes ya le correspondía debido a la composición de estas comisiones, destacó un observador.

El lunes, cuando se desconocía la decisión del Consejo Constitucional, las manifestaciones y marchas contra la candidatura de Ouattara terminaron con enfrentamientos con las fuerzas del orden en varias ciudades de Costa de Marfil. El martes por la mañana se observó en Abidján un importante dispositivo policial, mientras que se enviaron refuerzos de las fuerzas del orden a las provincias.