En una cumbre virtual de la CEDEAO, los países del África Occidental han exigido este lunes 27 de julio la dimisión de 31 diputados considerados mal elegidos y legislativas parciales. También han amenazado con sanciones a los que se oponen a su plan de salida de la crisis, que prevé un Gobierno de Unidad Nacional y una recomposición del Tribunal Constitucional.

En casión de la cumbre extraordinaria entre dirigentes de los países de África Occidental, que se ha celebrado este lunes 27 de julio por videoconferencia, la Comunidad de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha amenazado con imponer sanciones a quienes se opongan a su plan de salida de la crisis en Malí, que prevé el mantenimiento en el poder del presidente Keïta, pero preconiza la constitución rápida de un Gobierno de Unión Nacional y de elecciones legislativas parciales.

Los 15 Jefes de Estado de la CEDEAO han previsto una serie de sanciones “contra quienes cometan actos contrarios al proceso de normalización”, que deberán aplicarse antes del viernes, declaró al final de los trabajos el Presidente en ejercicio de la organización regional, el Jefe del Estado nigeriano Mahamadou Issoufou, de acuerdo con el texto de su discurso obtenido por la AFP.

La Cumbre ha apoyado las recomendaciones de la mediación de la CEDEAO bajo los auspicios del ex-presidente nigeriano Goodluck Jonathan, que hasta ahora no han obtenido el respaldo del Movimiento del 5 de junio (M5-RFP) que desde el mes de junio reclama la dimisión del Jefe de Estado maliense Ibrahim Boubacar Keïta, explicaba.

“Rápida reconstitución del Tribunal Constitucional”

Para salir la crisis, cuyo desencadenante es una decisión controvertida del Tribunal Constitucional, que revisó parcialmente los resultados de las legislativas de marzo-abril, estas demandas incluyen la “dimisión inmediata de los 31 diputados cuya elección es impugnada, incluido el Presidente del Parlamento”, Moussa Timbiné, dijo el Presidente de la CEDEAO.

La mayoría del presidente Keïta deberá “hacer todo lo posible para obtener esta dimisión que abrirá la vía a unas elecciones parciales”. Mientras tanto, el Parlamento “podrá funcionar con los 116 diputados restantes”, decia Mahamadou Issoufou.

La Cumbre también ha preconizado una “recomposición rápida del Tribunal Constitucional”, cuyos tres miembros elegidos por el Parlamento serán designados tras la dimisión de los 31 diputados impugnados. En caso de bloqueo, el presidente Keïta podrá nombrar a los nueve miembros del Tribunal, dijo.

De acuerdo con el plan ya presentado, los Jefes de Estado también han pedido la “rápida instauración de un Gobierno de Unión Nacional con la participación de la oposición y de la sociedad civil”. Ellos “animan” en particular al Movimiento del 5 de junio a “participar” en este ejecutivo “en un espíritu de patriotismo”.

Los ministros de Estado “podrán ser nombrados antes de la formación de un gobierno de unión nacional”, ha explicado el presidente en ejercicio de la CEDEAO, citando “la Defensa, la Justicia, los Asuntos Exteriores, la Seguridad interior y las Finanzas”.