Mahamadou Issoufou, Presidente de la República de Níger

Níger celebra este lunes 3 de Agosto sus 60 años de independencia. Sin embargo, la antigua potencia colonial sigue estando bien presente, sobre todo en el plano militar, con la Operación Barkhane, en el marco de la lucha contra el terrorismo. En el plano económico, si el país muestra un crecimiento robusto gracias a su agricultura, el 40% de su población vive en una pobreza extrema, según el Banco Mundial.

Francia sigue siendo el primer socio del Níger.

Es entonces una independencia muy relativa según el analista político Amadou Bounty Diallo:

“Ciertamente, las independencias han permitido a nuestros países acceder a la soberanía internacional, pero concretamente estas independencias se han vaciado de sentido en la medida en que se dan cuenta de que prácticamente seguimos siendo países dependientes incluso en el plano industrial. Ustedes saben que las dos empresas más grandes que emplean – en todo caso – el máximo de nigerinos, son empresas francesas”.

En el mismo espíritu, Issoufou Garba Idrissa, estudiante en la Universidad de Niamey:

“Hay muchos de nuestros recursos que no somos nosotros los que decidimos sobre estos recursos e incluso el juego político como se lleva a cabo se dicta desde otro lugar”.

Francia se ha vuelto paradójicamente dependiente de los recursos de uranio del país.

Durante los años 2010, el 30% del suministro de las centrales nucleares francesas procedía de Níger.