La Gendarmería Nacional pudo desarticular una red de presuntos delincuentes confluidos en una asociación delictuosa que se dedicaba a la falsificación de documentos oficiales tanto del Estado como de empresas privadas. En la tarde de ayer parte de los implicados fueron conducidos al Palacio de Justicia. Se estima que este primer grupo pudo haberse hecho con algo más de 219 millones de francos CFA.

El Fiscal General de la República estima a más de 1000 millones de francos CFA el monto que todos los implicados habrían podido desviar desde el Ministerio de Hacienda, Economía y Planificación y la Ventanilla Única del Ministerio de Comercio y Promoción de Pequeñas y Medianas Empresas mediante la falsificación de documentos y la creación de empresas ficticias.

Uno de los implicados reconoció diciendo “trabajo en la ordenación de pagos del Ministerio de Hacienda, archivamos todos los expedientes que nos llegan, pero más tarde saqué un expediente y lo trabajé en mandamiento de pago. Hice todas estas transmisiones en mandato de Macario (se encuentra en el reino de España), me dijo que registrara los documentos con el nombre de la agencia de viajes Halcón S.L como beneficiario de los cheques”.

“Me prometieron que iba ser el representante de la empresa Halcón S.L y que urgía abrir la empresa, de hecho me dieron 15 millones para los trámites con unos compañeros. Después de terminar los transmites abrí la empresa con una cuenta y cogí mi dinero”, dice otro de los implicados.

La esposa de uno de los implicados en esta estafa y que se encuentra en España declara que “mi marido Macario me llamó que fuera al Ministerio de Comercio a encontrarme con su amigo, este me dio unos documentos para firmar y lo hice. Tres semanas después mi marido volvió a llamarme para ir a coger un cheque en la Tesorería, al día siguiente fui a cobrarlo en el banco y le di 400.000 francos CFA a su amigo y al otro 500.000 francos CFA, el resto de dinero se lo envié a España”.

Según la Gendarmería Nacional, los implicados cobraban dinero indebidamente a sus víctimas en complicidad de ciertos funcionarios del Ministerio de Comercio y Hacienda mediante falsificación de documentos oficiales, creación de empresas ficticias, falsificación de sellos de altas autoridades del Estado.

Los presuntos delincuentes llevaban tiempo operando de manera coordinada y beneficiándose ilegalmente de los fondos de Estado, reconoce la Gendarmería Nacional.

Así mismo, esta dirección ha interceptado audios y fotos de expedientes que intercambiaban los presuntos delincuentes, como prueba para la mejor transparencia a la opinión pública.

Los presuntos delincuentes reconocen haber llevado dichas operaciones fraudulentas y haberse hecho con los fondos de 30 beneficencias de ayudas médicas, un libramiento de fondos falsificado, etc.

Estas operaciones se han podido valorar en 219 millones de francos CFA, que algunos utilizaron en la compra de vehículos, viviendas y otros bienes, reconocen los autores.

Según las investigaciones por de momento sólo se ha podido recuperar unos 3.700.000 francos CFA., 5 teléfonos y documentos falsificados de 2 empresas.