El cantante senegalés Akon ante una visión artística de su proyecto «Akon City». Akon City/ Akon

El proyecto, que se estima en 6.000 millones de dólares, estará situado en la localidad de Mbodiene, al borde del atlántico, a unos 100 kilómetros al sur de Dakar.

Arquitectura en curvas, materiales de vanguardia, estudios de cine, hoteles, universidades, hospitales, centros de negocios y de ocio… El rapero Akon puso el lunes 31 de agosto la primera piedra de «Akon City», la ciudad futurista que pretende construir en Senegal.

Si se materializa, este gigantesco proyecto, cuyo costo se estima en 6.000 millones de dólares, estará situado en el pequeño pueblo de Mbodiene, a orillas del Atlántico, a unos 100 kilómetros al sur de Dakar.

Conocido por sus éxitos R’n’B Locked Up o Smack That, el cantante y productor senegalés-americano de 47 años quiere hacer de él la puerta de entrada a África.

«Una de mis mayores motivaciones es que cuando estoy en Estados Unidos, me encuentro con muchos afroamericanos que no entienden realmente su cultura. Por eso quise construir una ciudad o un proyecto como éste para darles la motivación de venir a ver de dónde vienen», explicó el cantante ante un grupo de periodistas internacionales.

Nacido en los Estados Unidos de padres senegaleses, y habiendo pasado parte de su infancia en Senegal, Akon, de su verdadero nombre Alioune Badara Thiam, regresó a la edad de 7 años a su país natal, donde alcanzó la notoriedad.

El reino imaginario de «Pantera Negra»

Los diferentes «distritos» de Akon City fueron diseñados por el arquitecto Hussein Bakri: uno, dedicado al ocio, debería acoger un casino, un estadio multideporte y un centro comercial, otro de los edificios de viviendas y oficinas, un tercero un «pueblo de las culturas africanas», restaurantes y cabañas para turistas. Más adelante, un hospital general, una estación de policía, un campus y estudios de cine, así como un «polo tecnológico», deberían salir de tierra.

«Dije: “Hussein, quiero que mis edificios parezcan esculturas”», explicó el cantante, que alternaba wolof, el idioma local más hablado en Senegal, e inglés. Quiero que la arquitectura se parezca a las verdaderas esculturas africanas que hacen en los pueblos. Las formas pueden ser extrañas, pero al menos son africanas», añadió.

Cuando se le preguntó sobre las similitudes entre su proyecto y el Wakanda, un reino imaginario situado en África donde se desarrolla la película y el cómic Black Panther, explicó que esta comparación había multiplicado su motivación.

Los trabajos de Akon City comenzarán «en el primer trimestre de 2021», precisó el cantante. La primera fase de desarrollo, prevista para 2023, abarcará 55 hectáreas. A finales de la década, el complejo debería extenderse sobre 500 hectáreas, con un «distrito» agrícola e islas artificiales, dotado de un puerto deportivo con capacidad para buques de crucero.

Una ciudad ecológica

«Pensamos que 300.000 personas vivirán con el tiempo en la ciudad», ha confiado el arquitecto Hussein Bakri, al margen de la conferencia de prensa. Akon, muy implicado en la energía renovable con su empresa Akon Lighting áfrica, cuyo objetivo es electrificar África con energía solar, insistió en el aspecto ecológico de la futura ciudad, que utilizará al máximo materiales renovables y prioritariamente de origen africano.

Explicó que había viajado a Mbodiene para recoger los consejos y las bendiciones de los ancianos, y consideró que las poblaciones locales, así como la juventud senegalesa, se beneficiarían de este nuevo polo de desarrollo.

El ministro senegalés de turismo, Alioune Sarr, ha dicho que quiere dar la razón a las «Casandra y pájaros de mal augurio que ven siempre los nuevos proyectos como quimeras», afirmando que Senegal había asumido el compromiso de que «dicho proyecto se realice en los plazos indicados».

Akon no es la única celebridad a volver a las fuentes para similar inversión. El actor y realizador británico Idris Elba planea construir un complejo turístico ecológico en una isla de Sierra Leona, país de África del Oeste de donde su padre era originario.