Juan Bikoro Ntutumu Nsue: “Yo no sabía que volvería a ver a mi familia, ni que volvería al país”

0
Juan Bikoro Ntutumu Nsue

Entrevista a Juan Bikoro Ntutumu Nsue, uno de los cinco secuestrados en el ataque pirata del 8 de mayo a los navíos Djibloho y Río Mitong.

La revista Real Equatorial Guinea ha mantenido una entrevista con Juan Bikoro Ntutumu Nsue, quien hace poco estaba como rehén entre las manos de piratas nigerianos, junto con otros 4 rehenes (un ucraniano y tres rusos) con los que fueron secuestrados en la madrugada del 8 de mayo en un ataque a mano armada perpetrado por 23 piratas nigerianos a sus navíos Djibloho y Río Mitong, cuando éstos navegaban en aguas territoriales de Guinea Ecuatorial.

Las negociaciones llevadas a cabo por Guinea Ecuatorial, Rusia y Ucrania junto con el Gobierno de Nigeria, permitieron su liberación el liberar a estos marineros de manos de sus secuestradores piratas.

A su llegada en el país el pasado 14 de octubre y después de casi 6 meses lejos d casa, Juan Bikoro Ntutumu Nsue declaró ante los medios sus agradecimientos por los esfuerzos desplegados por el ejecutivo de Guinea Ecuatorial en liberarles.   

Durante esta entrevista, , habla sobre el calvario interminable del que no pensaba que saldría vivo ni que volvería a su país Guinea Ecuatorial y volver a ver a sus familiares, amigos y conocidos.

Tras los cinco meses de calvario en la selva nigeriana, Juan Bikoro Ntutumu Nsue, se ha quedado sin empleo y pena a sobrevivir sin medios económicos.

¿Puede contarnos como sucedió el ataque pirata en el que se os hizo rehenes?

El día 8 de mayo es cuando esto ocurrió, atracaron el Rio Mitong y nos raptaron. Simultáneamente atacaron el barco Djibloho a las 3 de la madrugada. Éramos dos guineo-ecuatorianos, tres rusos y un ucraniano, el otro guineano se quedó en el barco, y nos llevaron a nosotros al bosque de Nigeria. Hemos estado cinco meses cautivos en la selva de Nigeria, y agradezco al Gobierno porque yo no sabía que volvería a mi país.

¿Había otros secuestrados a más de su grupo?

No. Éramos los únicos rehenes que tenían en el bosque de Nigeria.

¿Durante los hechos, intentaron poner resistencia a la hostilidad de los piratas que recordamos que estaban armados?

No pusimos resistencia, temía por lo que me iba a ocurrir. Nunca había vivido una situación similar en quince años que llevo trabajando en los barcos.

¿Cómo han pasado el tiempo que han llevado secuestrados en la selva de Nigeria. En qué condiciones vivían y cuál era el trato de los piratas hacia vosotros?

Nos daban comida de vez en cuando. Si nos dan será horas tardes por ahí las cinco o seis. No había agua dulce para poder bañarse, teníamos que bañar agua salada.

En el lugar donde nos llevaron había disparos todos los días, ahí nadie podía oponerse a ellos con el riesgo de recibir una bala.

Estábamos en una balsa casa durante tres meses, estando en un mismo lugar. Como veras mis piernas están hinchadas, igual que los demás, pero por suerte no siento dolor. Cuando llegué, mis familiares me dijeron que camine para que puedan recuperar el estado normal, y ya da efecto.

¿Cuál era su gran preocupación durante su cautividad?

Cuando estuve secuestrado, pensaba que no volvería a ver a mis familiares, que no volvería a mi país. Cada día estuve orando a Dios que me dé fuerzas y me ayude para que salga de aquel lugar.

¿Llegó a pensar que era el punto final de su vida durante su cautividad?

Claro. Estaba al borde de la muerte y los disparos diarios me lo recordaban en cada momento.

¿Cómo te sentiste al ser rescatado y estar de nuevo en Guinea Ecuatorial?

Al llegar aquí el día 14 de octubre, yo estuve muy contento después de 5 meses de calvario interminable.

Cuando llegué aquí, mi familia y vecinos empezaron a festejar ya que no esperaban volver a merme. Muchos ya me daban por muerto, otros que se preguntaban que si me volverán a ver, pero Dios y el Gobierno hicieron lo imposible para liberarme. Han luchado por mí, yo no sabía que podré volver a mi país, esto si es verdad.Que sigan haciendo esta gran labor.