La Fiscalía solicita 30 años de cárcel por parricidio para Esteban Ebulabate, padre que quemó a su hija

0
30 años de cárcel por homicidio contra Esteban Ebulabate Sabana

La Fiscalía presentará recursos ante el Tribunal para una sentencia de 30 años de cárcel mayor por homicidio en contra de Esteban Ebulabate Sabana, padre de Aída Ebulabate, la niña de 9 años que falleció el pasado domingo, 20 de Septiembre, tras ser quemada por su padre. Así lo ha manifestado esta tarde el Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Bioko Norte, Ezequiel Robbe Mbila.

El Ministerio fiscal solicitara al Tribunal 30 años de prisión mayor por homicidio en contra Esteban Ebulabate Sabana, padre de la niña Aída Ebulabate, quien falleció el pasado domingo, 20 de septiembre, tras sufrir graves quemaduras infligidas por su propio padre. Así lo ha confirmado hoy, 22 de septiembre de 2020, el Fiscal Jefe de la Audiencia Provincial de Bioko Norte, Ezequiel Robbe Mbila.

Quiero confirmar a la opinión pública que el presunto autor está en la cárcel pública.

Ezequiel Robbe Mbila, Jefe de la Audiencia Provincial.   

“Nosotros formamos parte de los convenios internacionales. El artículo 8 de la ley fundamental de Guinea Ecuatorial lo determina, por tanto, cuando se habla de los derechos del niño, se habla de la protección a los menores. Por eso estamos detrás de este caso insólito de homicidio (…)”, decía el Fiscal Jefe de Audiencia Provincial.

“La Fiscalía está trabajando para que el Tribunal tenga suficientes recursos para la sentencia de este caso de homicidio, recordando a todos que casos iguales no quedaran impugnes, porque la Fiscalía no juzga, sino solicita al tribunal dependiendo de las pruebas que manejemos”, concluía.

Este caso insólito de homicidio contra la pequeña Aída Ebulabate, ha suscitado mucha indignación en la sociedad ecuatoguineana y todos han condenado este acto criminal que llevó a un padre quemar a su propia hija por un motivo sin fundamento que lamentablemente el pasado domingo, día 20 de septiembre, acabó con la vida de la pequeña Aída Ebulabate, tras combatir por su vida durante un poco más de un mes.