El martes, siete Estados miembros de habla árabe, entre ellos Argelia, Egipto, Comoras, Túnez, Yibuti, Mauritania y Libia, rechazaron la reciente decisión del presidente de la UA, Moussa Faki Mahamat, de conceder a Israel el estatus de observador en la organización panafricana. Según se informa, la medida fue respaldada por otros cinco miembros.

El 22 de julio, el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí dijo que su embajador en Etiopía, Admasu Allele, había presentado sus credenciales como miembro observador en la UA. El ministerio no dio detalles sobre los motivos de la decisión.

Los medios de comunicación africanos informaron recientemente de que Israel estaba planeando conseguir “ganancias políticas, económicas, de seguridad y militares en África”, señalando que los intereses de la ocupación estaban “en contra de las naciones árabes y africanas”.