El Bayern Múnich ha conquistado este jueves el Mundial de Clubes de la FIFA tras derrotar al Tigres UANL por 1-0 gracias a un solitario tanto de Benjamin Pavard en la final del torneo disputado en el ‘Education Stadium’ de Catar, un título que le permite igualar al Barça de Guardiola con el año perfecto: seis títulos de seis posibles.


El equipo de Hansi Flick fue mejor que Tigres aunque el ajustado marcador dejó la emoción hasta el final del choque. Los alemanes gozaron de hasta tres ocasiones claras, una de ellas en botas de Joshua Kimmich, que marcó con un zurdazo impresionante desde la frontal del área, pero su gol fue anulado por fuera de juego de Robert Lewandowski.
El polaco no tocó el balón pero su posición estorbó la visión del portero mexicano. La decisión del VAR espoleó a un Bayern que pudo contener a Gignag y tuvo suficiente para que Neuer no se viese comprometido. Los de Flick fueron a más hasta que en la segunda mitad lograron el tanto que supuso el título.

Un centro al área desde tres cuartos de campo fue cabeceado por Lewandowski, pero Nahuel Guzmán no acertó a despejar con tan mala suerte para los mexicanos que el rechace le cayó a Pavard. El jugador francés marcó con rabia a puerta vacía. Dos minutos después Quiñones pidió mano -precisamente- del goleador del Bayern, pero el árbitro no lo consideró.
Los alemanas pudieron haber ampliado el marcador con otra oportunidad buenísima de Sané pero el 1-0 ya no se movió. Un resultado más que suficiente para que el Bayern haya hecho historia del fútbol con seis títulos en un año: Bundesliga, Copa de Alemania, Champions League, Supercopa de Europa, Supercopa alemana y Mundial de Clubes. Los muniqueses igualan el logro del FC Barcelona de 2009.