El Comité de disciplina de la CAF no ha encontrado suficientes indicios para penalizar a la Selección Nacional de Guinea Ecuatorial tras la acusación presentada por Libia de haber realizado cuatro interrupciones de las 3 reglamentarias en el partido de ida jugado el pasado 11 de noviembre de 2020 en Egypto.

El presidente de la Federación Ecuatoguineana de Fútbol (FEGUIFUT), Gustavo Ndong Edú Akumu ya había dejado claro en su día que la apelación presentada por la Selección de Libia ante la CAF acusando al Nzalang Nacional de haber cometido la infracción realizando cuatro interrupciones de las 3 reglamentarias en el partido de ida jugado el pasado 11 de noviembre de 2020 en Egypto, no era fundada. Dicho encuentro acabó con la victoria del Nzalang Nacional por 2 a 3 goles. Cuatro días después, el 15 de noviembre, la selección conducida por el míster Juan Michá volvió a superar a Libia en casa por una mínima de un gol a cero.

Tras estos encuentros, la FEGUIFUT recibió una notificación procedente de la CAF señalando que Libia había presentado ante éste órgano una acusación contra Guinea Ecuatorial por realizar 4 interrupciones en el partido de ida del 11 de noviembre en Egypto.

Después de más de un mes de investigación, el comité de disciplina de la máxima entidad futbolística continental ha desestimado el recurso que presentó Libia y este jueves 21 de enero, lo han notificado a la FEGUIFUT a través de un documento oficial.

Según el escrito, el organismo manifiesta que, tras reunirse con las dos partes y discutir entre los miembros, se decidió desestimar la queja presentada por Libia, lo cual no implica ninguna sanción al combinado ecuatoguineano quién permanece en la segunda posición del grupo J con 6 puntos.

El Grupo J es liderado por Túnez con 10, mientras que Tanzania y Libia cuentan con 4 y 3 puntos respectivamente.

La Confederación Africana de Futbol (CAF) establece un periodo de 7 días para la apelación, afirmando que trascurrido el mismo, la decisión tomada a favor de Guinea Ecuatorial será definitiva.