Los chicos de Juan Michá llegan a Malabo con un objetivo bien trazado, GANAR a Tanzania y clasificarse para la CAN Camerún 2022 y consecuentemente homenajear a las víctimas del 7M, y devolvee la alegría a todo el país. Para ello, el capitán Nsue López entiende que para conseguirlo hay que “sudar sangre”.

En la mañana de este martes, 23 de marzo, los 20 internacionales convocados por el seleccionador Juan Michá han llegado a Malabo a bordo de la compañía española “Wamos” para afrontar el partido contra Tanzania y Túnez, correspondientes a las eliminatorias de la CAN Camerún 2022.

Nada más aterrizar en el aeropuerto internacional de Malabo, los jugadores han sido traslados al hotel Anda China, donde han sido recibidos por el grupo Club de Fans del Nzalang, los cuales han regalado al combinado nacional mascarillas y un ramo de flores, como signo de bienvenida “es muy bonito, estamos muy sorprendidos y muy emocionados. Muchísimas gracias”, agradecía Emilio Nsue López, capitán del Nzalang.

En vista al trágico suceso ocurrido el pasado 7 de marzo en la ciudad de Bata, la artillería de Michá ya hizo una recaudación de 3500 €, solidarizándose con los damnificados. Pese a este gesto, los jugadores creen que en estos partidos de eliminatorias se puede transmitir algo importante “lo más importante para nosotros es ganar este partido para las víctimas del 7M, para las familias que no lo están pasando bien, así dar una alegría a todos nuestros hermanos que lo merecen”.

Para lograr este objetivo, el capitán ha indicado que están dispuestos a todo “vamos a sudar sangre para ganar este jueves”, aseguraba Nsue López.

En este sentidos, todos los jugadores con los que cuenta Juan Michá para hacer historia, ya se encuentran concentrados en el Hotel Anda China de esta capital.