En los últimos días ha estado circulando por las redes sociales , sobre todo por la red social WhatsApp, un audio acompañado de unas fotos de un hombre adulto que supuestamente habría fallecido tras ponerse la primera dosis de la vacuna china de la farmacéutica Sinopharm contra el coronavirus que se ha empezado a administrar de forma masiva en Guinea Ecuatorial conforme al Plan de Vacunación establecido para tal fin.

Este viernes, 19 de febrero, durante una rueda de prensa, el Ministro de Sanidad y Bienestar Social de Guinea Ecuatorial, Diosdado Vicente Nsue Milang, ha salido al paso de estas informaciones virales que ha calificado de “erróneas”. El Ministro ha matizado que el hombre en cuestión, de 54 años de edad, de nacionalidad ecuatoguineana y con residencia en el barrio Timbabé de Malabo, falleció por coronavirus antes de llegar al hospital y no por haberse puesto la vacuna china contra el coronavirus como se venía especulando por las redes sociales.

Además, el hombre tenía antecedentes patológicos y desde el sábado, 13 de febrero, ya había empezado a sentirse mal e incluso llegó a viajar el día 14 de febrero a la ciudad de Riaba por temas laborales, padeciendo todavía el malestar, hasta su regreso a la ciudad de Malabo, donde falleció el día 17 de febrero.

El comunicado indica además que el finado no había sido vacunado como queda evidenciado en los registros de vacunación que dispone el Ministerio de Sanidad y Bienestar Social. Información que fue contrastada cuando ” se entrevistó a los compañeros de trabajo, a su hijo y a su esposa”

Ante tales informaciones incorrectas, Nsue Milang ha recalcado que la vacuna que se administra en Guinea Ecuatorial cumple con todas las garantías de seguridad y eficacia establecidas por la OMS y es para salvar vidas humanas. También ha recordado una vez más a la población las líneas telefónicas a contactar ante cualquier síntoma de Covid-19 o para conocer alguna información relacionada a esta pandemia. Estas líneas son el 111 para la Región Insular y el 112 para la Región Continental.

Conclusiones del Informe:

El Comité Técnico Nacional de Vigilancia y Respuesta a la COVID-19 y su grupo de expertos para esclarecer las circunstancias del suceso han dejado las siguientes conclusiones:

  1. El paciente llegó al Policlínico Dr. Loeri Comba de Malabo sin signos vitales, declarándose como una muerte extra hospitalaria de causa desconocida, con una solicitud de atención sanitaria tardía, con patología de base (HTA),lo que constituye un gran riesgo de complicaciones
  2. Por los elementos clínico-epidemiológicos recopilados, y el resultado del RT-PCR post mortem positivo a SARS-CoV-2 se declara como causa de muerte directa de COVID-19.
  3. Se excluye categóricamente cualquier complicación relacionada con la vacuna administrada en Guinea Ecuatorial, teniendo en cuenta que no nunca estuvo en contacto con la misma. 
  4. No obstante, debemos señalar que no existen evidencias científicas internacionales de reacciones adversas graves con esta vacuna (SARS-CoV-2 vaccine), evidenciando el mismo comportamiento en las más de 1000 personas vacunadas en nuestro país desde el inicio de su administración”.