Bajo el tema “Mujer con poder de Cambio, Sororidad y Sinergia”, se ha desarrollado en una sola jornada desde la mañana hasta el atardecer de este sábado, 19 de junio, en el Hotel Anda China de Malabo la Primera Asamblea de Mujeres de Guinea Ecuatorial donde se es consciente que “…la máxima participación de la mujer, en igualdad de condiciones con el hombre, en todos los campos, es indispensable para el desarrollo pleno y completo de un país, el bienestar del mundo y la causa de la paz…

La Asamblea fue inaugurada por la Ministra de Asuntos Sociales e Igualdad de Género, María Consuelo Nguema Oyana, quien también representaba a la Primera Dama de la Nación, doña Constancia Mangué de Obiang. La Ministra, en su intervención, ha valorado positivamente los esfuerzos que cada mujer ecuatoguineana y las mujeres de todos los rincones del mundo realizan por lograr un cambio en las estructuras socioculturales de nuestra sociedad. Antes de sus palabras, la reunión se había iniciado con la entonación del Himno Nacional realizada por la cantante gospel, ganadora de varios premios nacionales, Princesa Demetria, seguido de varios bailes tradicionales, entre otras actuaciones de artistas nacionales.

También ha pronunciado palabras durante el inicio de la Asamblea, el pionero de esta idea de organizar una primera asamblea de mujeres en el país, Lucas Nguema Escalada, quien ha puesto de relieve los objetivos de este encuentro, así como los orígenes de esta iniciativa y las actividades que se han estado realizando previamente. Un evento que marca un antes y un después en la lucha por la igualdad de género en nuestro país.

Además de la presencia de un gran número de mujeres ecuatoguineanas y algunos hombres que también estaban en el encuentro, se ha resaltado la presencia de representantes de varios miembros del Gobierno tales como el del Ministro de Justicia, Culto e Instituciones Penitenciarias, el de la Ministra de Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, entre otros. Se notó en cambio la presencia de la Viceministra de Educación, Enseñanza Superior y Deportes y la de la Vicepresidenta de la Cámara de los Diputados, Evangelina Filomena Oyó Ebule, quien también pronunció unas palabras por tal ocasión. La Alcaldesa de Malabo también estuvo representada en el acto.

El encuentro contó con la asistencia de mujeres procedentes de otros países, quienes no quisieron perderse esta primera asamblea nacional de mujeres de Guinea Ecuatorial. También participaron en el acto, representantes de misiones diplomáticas acreditadas en el país, destacando la asistencia de Embajadores de Congo, China, Qi Mei, Estados Unidos, Susan Estevenson, y la del Embajador de España, Alfonso Barnuevo quien también ha pronunciado unas palabras para la Asamblea. Se observó una importante representación de organismos internacionales del país tales como la UNICEF, PNUD o FAO.

En la Asamblea se estableció un panel para debatir el tema sobre el impacto de la Conferencia de Beijing de 1995 en nuestro país en particular. Un panel que contó con la participación de la Senadora María Teresa Avoro, la embajadora de Estados Unidos, la Viceministra de Educación, la Secretaria de Estado encargada de Planificación, Costantina Bindang Ndong Okiri, la Representante Adjunta del PNUD, así como de la Secretaria de Estado de Turismo.

Durante Asamblea, que se podía seguir de forma virtual para los que no podían hacerlo físicamente y, como ya se había establecido en el programa, se han debatido temáticas sobre la mujer en los medios de comunicación, información y tecnología, la mujer en el medio ambiente, agricultura y pesca, la niña y futuras generaciones, educación y capacitación de la mujer, salud y violencia contra la mujer, la mujer en el ejercicio del poder y la adopción de decisiones, la mujer en el patrimonio cultural, cultura y arte, mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer y derechos humanos y mujer, pobreza y economía.

Los temas evocados que han sido examinados en forma de paneles por los asistentes y cuyas conclusiones han sido expuestas por las portavoces de cada temáticas, tenían como inspiración principal la  Declaración y Plataforma de Acción de Beijing adoptadas por la Organización de las Naciones Unidas el 15 de septiembre de 1995 durante la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. Unos instrumentos considerados por las Naciones Unidas como “el plan más progresista que jamás ha existido para promover los derechos de la mujer”