Tras casi 30 días de intenso ayuno y oración, este jueves, 13 de mayo, la mayoría de la comunidad musulmana internacional, incluida la residente en Guinea Ecuatorial, festeja el fin del ayuno conocido como la fiesta del Aid al Fitr que pone fin al mes sagrado de Ramadán y supone así el punto final al intenso ayuno y oración que venían practicando los fieles del islam.

El Ramadán recuerda la primera revelación de El Corán al Profeta Mahoma, además de ser es uno de los cinco pilares del Islam. Durante el tiempo que ha durado el Ramadán, los fieles musulmanes no podían beber, comer, fumar ni mantener relaciones sexuales en las horas diurnas.

En el mundo musulmán, debido a la actual crisis sanitaria, las autoridades han impuesto límites a las costumbres y festividades de las mezquitas este año. En nuestro país Guinea Ecuatorial se ha suspendido la oración comunitaria que solía organizar esta comunidad y cada cual ha realizado esta oración desde su hogar en compañía de su familia o hermanos cercanos.

Para muchos, a diferencia del año pasado, el ramadán de 2021 debía ser una experiencia comunal en la que muchas personas tenían la intención de romper el ayuno en compañía de familiares y amigos en torno a elaborados festines de iftar (se refiere a la comida nocturna con la que se rompe el ayuno diario durante el mes islámico del Ramadán).

No obstante, los musulmanes de nuestro país entienden que la salud está por encima de todo. “No podemos ir nunca jamás en contra de lo que recomiendan los sanitarios y el Gobierno, sí que es cierto que me hubiera encantado reunirme en esta jornada con mis hermanos”, confiesa Mohamed, de 32 años, musulmán residente en Malabo.

Desde la aparición de la Covid-19 varias han sido las fiestas que se han visto suspendidas para evitar su propagación entre la comunidad, la ruptura del ayuno este jueves de parte de los musulmanes también ha pasado a formar parte de esta lista. Este año 2021 al igual que el año pasado, los musulmanes de nuestro país vuelven a pasar la fiesta del Aid al Fitr en medio de restricciones, unido al toque de queda implantado por el Gobierno desde las 19 horas de la tarde hasta las 06 de la mañana.