El Ministro de Hacienda, Economía y Planificación, Valentín Elá Maye, acompañado del nuevo Director General de la Agencia Nacional de Desarrollo Económico 2020 (ANGE2020), Claudio Vázquez Elo Nve, ha realizado su primer viaje a Addis Abeba (Etiopia) desde que la República de Guinea Ecuatorial fuera elegida el pasado 23 de marzo para asumir la Presidencia de la Mesa de la 53ª Conferencia de Ministros Africanos de Finanzas, Planificación y Desarrollo Económico de la Comisión Económica para África (ECA) de las Naciones Unidas.

Durante esta 53a que se llevó a cabo del 17 al 23 de marzo de 2021 en Addis Abeba (Etiopía), en formato híbrido, es decir, de forma presencial y virtual, y cuyo tema era “la industrialización sostenible y la diversificación de África en la era digital en el contexto de la Covid-19”, además de elegir a Guinea Ecuatorial en el puesto de presidente de la Mesa de la Conferencia, también fueron elegidos Madagascar, Zambia y Sierra Leona como vicepresidentes primero, segundo y tercero, respectivamente, mientras que el Reino de Marruecos ocupa el puesto de relator. En esta Conferencia, Guinea Ecuatorial estuvo representada por Valentín Ela Maye, Ministro de Hacienda, Economía y Planificación, quien presentó el tema de la Conferencia y condujo los debates del encuentro vía telemática, en un encuentro que contó con la presencia de varios países, organizaciones internacionales, entre otros, así como de la presencia de la Sra. Vera Songwe, Subsecretaria General de la ONU y Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para África.

Valentín Ela Maye se ha desplazado a Etiopía para descubrir cómo funciona esta organización de las Naciones Unidas, cuya sede se encuentra en Addis Abeba, para poder identificar mejor el rol y los desafíos de Guinea Ecuatorial durante su presidencia, así como trazar los ejes estratégicos que pondrá de relieve durante su mandato, donde se destacan varios temas de interés para África como es el Tratado de Libre Comercio Africano, la diversificación económica, la digitalización y el fomento del capital humano en un entorno marcado por la desaceleración de las economías africanas, la pandemia de la COVID-19, que podría provocar mas de 300.000 muertes en África, según la ECA y donde alrededor de 27 millones de africanos podrían ser empujados a la pobreza extrema.

Varios son los temas que el Ministro Valentín Ela Maye ha destacado en su intervención ante la 53a Conferencia, los cuales constituirán la base sobre la cual se trabajara desde la presidencia de Guinea Ecuatorial en la Mesa de la 53ª Conferencia de Ministros Africanos de Finanzas, Planificación y Desarrollo Económico de la ECA.

Sobre la cuarta revolución industrial (4IR).

El Ministro de Hacienda ecuatoguineano, Valentín Ela Maye, ha indicado que nos hallamos en la era digital, es decir en la cuarta revolución industrial (4IR), la cual ofrece oportunidades para transformar las economías de África y que éstas puedan integrarse con mayor facilidad a las cadenas de valor global, mediante el desarrollo y la expansión de nuevas actividades y la creación de un crecimiento dinámico y competitivo en muchos sectores: manufactura, agricultura, pesca, servicios, entre otros. Las cadenas de valor africanas también pueden desempeñar un papel importante al ofrecer a los productores locales, incluidas las pequeñas y medianas empresas (PYME), oportunidades para acceder a mercados de rápido crecimiento y de más fácil acceso en toda África.

La situación actual pone de manifiesto el potencial de impulsar a África como nunca antes, permitiendo la innovación, estimulando nuevos modelos de negocios y mejorando la prestación de servicios públicos. Las tecnologías pueden ayudar a restaurar el medio ambiente, aliviar la pobreza y combatir la desigualdad global y, si se desarrollan, gestionan e integran adecuadamente en la sociedad, unirán y crearán una esfera de vida común y armoniosa. Todos coincidimos en que los beneficios son múltiples y que el proceso de la 4IR incide en todos los factores que rodean a la sociedad: la economía, el turismo, el comercio, la información, la contratación, la administración pública, la formación, la logística, la seguridad, la política, y comportando la anulación de barreras físicas

Durante la Presidencia de Guinea Ecuatorial, según ha indicado el Ministro de Hacienda, el trabajo irá encaminado a lograr la puesta en marcha efectiva de las políticas, estrategias y normativas que permitan aprovechar plenamente las oportunidades que ofrece la digitalización con la industrialización para realizar las aspiraciones continentales establecidas en la Agenda 2063 de la Unión Africana y cumplir las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, las cuales prevén una África próspera impulsada por la ciencia, la tecnología y la innovación, en la que la pobreza se haya erradicado. La Zona de Libre Comercio Continental Africana, será una herramienta adicional para lograr este objetivo; así como afrontar nuestras vulnerabilidades y fortalecer nuestras capacidades, vistas desde la perspectiva del nuevo mundo pandémico

Según Valentín Elá Maye, se debería empezar a dar impulso a los planes nacionales en materia digital para la transformación de África y Los gobiernos africanos deberían aumentar las inversiones en tecnología digital para contribuir a un desarrollo sostenible e integrador. Apostar por la 4RI es la clave para la nueva normalidad.

La Presidencia de Guinea Ecuatorial se centrara en motivar la incorporación de la cultura 4.0 y la digitalización de los servicios en la administración electrónica, la sanidad 4.0, la teleeducación, la digitalización de la movilidad de los ciudadanos, las smart cities, el tratamiento y recogida de residuos sólidos, el suministro y depuración del agua, el eléctrico, la construcción, los servicios bancarios, la ganadería y así un largo etcétera. En definitiva, doblegar los esfuerzos en el desarrollo de una estrategia digital para África que esté conformada por estrategias nacionales que respondan a las vulnerabilidades de cada región y apoye en la implementación de programas para AfCFTA.

La 4IR en África, ofrecería la oportunidad de incorporar a la economía mundial las necesidades insatisfechas de dos mil millones de personas, lo que motiva una demanda adicional de productos y servicios existentes mediante el empoderamiento y la conexión entre sí de personas y comunidades en todo el mundo.

En cuanto a los mercados exclusivos de la 4IR, a la hora de implementar cambios, los países africanos pueden perseguir la Integración y cooperación regional creando mercados más grandes y exclusivos de productos de la 4IR. La cuestión es crear conciencia a los estados grandes para que esos ayuden a los pequeños a unirse al tren de la evolución 4.0

Gestión adecuada del dividendo demográfico

En este tema importante para África, ya que se destaca que En la actualidad, de los 1.200 millones de personas que componen la población africana, aproximadamente el 77% tiene menos de 35 años. A diferencia del resto del mundo, que se enfrenta al envejecimiento de su población, África tiene más de 200 millones de jóvenes, que son cada vez más numerosos, y se prevé que sean el doble en 2045. En este aspecto, el Ministro Elá Maye cree que el potencial demográfico que tiene África debe ser el foco para el desarrollo de la Nueva Revolución digital africana. Como reflejan los datos, se espera que la fuerza laboral de África aumente en 910 millones entre 2010 y 2050, de los cuales 830 millones estarán en África subsahariana. Este “dividendo demográfico” sin precedentes también se traduce en la necesidad de más empleos. Por lo tanto, la transformación de África conlleva el doble desafío del crecimiento de la productividad y la creación masiva de empleos.

Esta tasa de crecimiento demográfico sin precedentes en la historia moderna de la humanidad presenta retos y oportunidades por igual. Por eso, uno de los principales desafíos que tendrá que afrontar África en el siglo XXI será el de convertir la explosión juvenil en crecimiento y prosperidad que incluyan a todos e integren nuevas formas que se adapten al nuevo ecosistema de la 4.0. Una mala gestión del crecimiento demográfico tendrá graves consecuencias para África, Europa y el mundo en general. Por ello, facilitar el acceso de estos grupos a las oportunidades que presenta la 4IR es esencial.

Educación más focalizada

El Ministro de Hacienda ecuatoguineano esta convencido que, para que África se beneficie plenamente de las oportunidades y los desafíos presentados por la cuarta revolución, la industrialización, es vital que la educación pública y privada se alineen con urgencia en torno a las demandas de habilidades reales presentadas no solo para la transición de la fuerza laboral existente, sino también para equipar a los actuales. Los estudiantes del mañana tomarán el lugar que les corresponde en la fuerza laboral. El aprendizaje a lo largo de toda la vida será fundamental para sostener los rápidos avances tecnológicos en curso que afectarán a la fuerza laboral de la cuarta revolución

Impulso a las Economías verdes y azules

La plataforma Digital Earth África será una prioridad en la agenda de la Presidencia de Guinea Ecuatorial, donde se pretende dar un Impulso a los pequeños estados mediante la creación de una plataforma de pequeños estados para la 4IR como una respuesta para enfrentarnos al retraso en la integración de la 4IR.

Los estados pequeños estados tienen la ventaja de poder abordar sus vulnerabilidades con más facilidad dado su pequeño tamaño y tienen otra ventaja importante para ponerse a la vanguardia de la 4IR: la fiereza, la fiereza por querer ser vistos y señalados no por sus vulnerabilidades sino por su potencial. El continente africano debe entender que la Cuarta Revolución Industrial es sinónimo de un crecimiento inexplorado de la digitalización y la conectividad a Internet. El Ministro Valentín Ela Maye insta a los paises africanos a aumentar la inversión infraestructuras, electricidad y acceso a Internet.

Al avanzar a la Industria 4.0, África puede aprovechar tecnologías más verdes y más productivas sin verse agobiada por el uso de energía y mano de obra obsoletos. Al avanzar, África estará más cerca de lograr un crecimiento sostenible e inclusivo, y al mismo tiempo salvará sus activos naturales. Como bien sabemos, las energías renovables marítimas pueden proporcionar hasta el 400% de la demanda energética mundial actual. Si tenemos en cuenta que África dispone de 17% de los recursos hídricos del mundo, las actividades relacionadas al agua otorgan al continente una posición estratégica. Para explotar esa industria se precisa de tecnología avanzada.

Cuando comparamos los niveles de desarrollo de la 4IR en África, con aquellos del resto del mundo, la imagen es realmente divergente, más aún lo es cuando comparamos el nivel de desarrollo tecnológico de los mismos países africanos. La necesidad de encontrar estrategias para posicionar al continente africano en la línea de integración de la 4IR como el resto de continentes, y de centrar nuestra mirada en países en el propio continente africano que van con menos ventaja en la Carrera 4.0 se hace imperiosa si lo que queremos es buscar la equidad, eficacia y sacar el 100% de provecho de la nueva era industrial.

Llamamiento a la comunidad internacional.

Guinea Ecuatorial quiere involucrar a las instituciones internacionales y socios de desarrollo en la identificación de soluciones comunes y se ha destacado que el Banco Mundial, por ejemplo, ha ayudado a establecer un fondo de riesgo multinacional y un instrumento de seguro para los daños causados por desastres naturales. Del mismo modo, la iniciativa de Ayuda para el Comercio de la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha fomentado la infraestructura regional relacionada con el comercio. Los mecanismos acordados internacionalmente de reestructuración y alivio de la deuda, como la Iniciativa de Países Pobres Muy Endeudados y la Iniciativa de Alivio de la Deuda Multilateral, han ayudado a algunos estados a reducir su carga de deuda. La asistencia financiera es a menudo crucial. Para enfrentar los desastres naturales y otras perturbaciones externas, por ejemplo, se han utilizado una serie de instrumentos financieros del FMI, entre ellos, la Línea de crédito rápida, un tipo de asistencia de emergencia. Quizás lo más importante, las instituciones internacionales pueden proporcionar asistencia técnica y capacitación adaptada a las necesidades de los estados de individuales.

Apuesta en la ciencia, investigación: vacunas

Según el Ministro de Hacienda, Economía y Planificación de Guinea Ecuatorial, los desafíos de la pandemia COVID-19 en nuestro continente representan una oportunidad para afrontar nuestras vulnerabilidades y fortalecer nuestras capacidades, porque es un hecho que todos los países del mundo están aprendiendo a manejar las consecuencias de la nueva pandemia del coronavirus, que ha cobrado la vida de más de millones de personas en todo el mundo.

El Ministro ha indicado que el continente africano, en especial, también ha sufrido las nefastas consecuencias económicas y sociales provocadas por esta pandemia. Este nuevo coronavirus ha puesto a prueba las instituciones más fuertes y las culturas democráticas más consolidadas. A pesar de todo, sabemos, por experiencia, que la eficiencia se juzga por las respuestas dadas a una crisis a la que nadie estaba preparado y, en este sentido, el continente africano ha podido contar con una impresionante gestión.

Ante los diversos estudios y la carrera por los nuevos hallazgos en las vacunas covid-19, se observa las grandes deficiencias con las que cuenta el continente. Poseedores de entornos y remedios naturales, debemos ser capaces de ponernos a la vanguardia de los estudios científicos sobre la vacuna. Nos encontramos ante una situación sin precedentes que requiere respuestas sin precedentes y navegar hacia la implementación de sistemas solidos en materia de investigación medica y tecnológica para responder rápida y eficazmente a este problema debe ser la base para el continente que deseamos. El capital humano y tecnología son el requisito base.

Concluyendo con los elementos que constituirán la base de la presidencia de Guinea Ecuatorial en la Conferencia de Ministros Africanos de Finanzas, Planificación y Desarrollo Económico de la Comisión Económica para África (ECA) de las Naciones Unidas, Elá Maye cree que debemos ser mas fuertes que nunca, obrar más y pensar en el futuro de nuestro continente, un continente unido e inteligente. Solo así podremos no sólo soñar, sino vivir en un contexto sostenible, inclusivo y pacífico.