Yoshiro Mori, el ya expresidente del Comité Organizador de los Juegos de Tokio.

El COI considera “absolutamente inapropiadas” las palabras sexistas de Mori

El presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, el japonés Yoshiro Mori, anunció su dimisión tras la polémica desatada por sus comentarios sexistas de la semana pasada, durante una reunión de la cúpula del citado organismo.

“Dimitiré de la posición de presidente del comité”, dijo Mori durante su intervención en la reunión celebrada este viernes en Tokio y cuya primera parte estuvo abierta a los medios. “Mis declaraciones inapropiadas han causado mucho caos”, admitió Mori, quien volvió a expresar sus “profundas disculpas” al comité organizador y a la sociedad en su conjunto, como ya hizo la semana pasada tras salir a la luz sus comentarios sexistas realizados el pasado miércoles.

El hasta ahora máximo responsable de Tokio 2020 también quiso destacar que su intención “no fue menospreciar a las mujeres” al hacer esas controvertidas declaraciones. “He trabajado mucho para que las mujeres sean muy escuchadas, más que los hombres”, afirmó Mori, quien subrayó los “esfuerzos” que ha realizado durante su carrera para integrar a más mujeres en los movimientos olímpico y paralímpico.

Los candidatos para sustituir a Mori

El exprimer ministro nipón, de 83 años, hizo este anuncio en el encuentro de los miembros del consejo y la junta ejecutiva del órgano a cargo de Tokio 2020, convocado para discutir las consecuencias de los comentarios de Mori y en el que también se espera una decisión sobre su sucesor. Se contemplan candidatos como el actual responsable de la Villa Olímpica de Tokio, Saburo Kawabuchi, o la ministra a cargo de los Juego Olímpicos, Seiko Hashimoto, según recogen los medios nipones

Los comentarios sexistas de Mori se produjeron en una junta extraordinaria del COI en la que se habló sobre el objetivo que se ha marcado este organismo para incrementar el número de mujeres miembros del 20 % actual al 40 % y en la que señaló la conveniencia de limitar el tiempo de intervención de estas por su tendencia a hablar demasiado. “Oí a alguien decir que si aumentamos el número de mujeres en la junta tenemos que regular el turno de palabra de algún modo o si no, no terminaremos nunca”, dijo Mori.

Aunque Mori pidió públicamente perdón se generó una campaña en redes sociales que pedían su dimisión. Luego llegó un aluvión de renuncias de los voluntarios de Tokio 2020, la reprobación del COI y por último la crítica de la clase política y los patrocinadores de Tokio 2020.