Desde el pasado domingo 19 de septiembre y sobre las 15:15 horas entró en erupción el volcán de la Cumbre Vieja de La Palma tras más de una semana, precisamente desde el 11 de septiembre, con numerosos seísmos en la zona de Las Manchas con 25.000 pequeños terremotos.

La Palma es una de las islas Canarias, cuya capital es Santa Cruz de La Palma, ubicada en el archipiélago español situado en el noroeste de África. Su terreno accidentado y boscoso está salpicado de volcanes como el Teneguía y Cumbre Vieja. Éste último es el que entró en erupción el domingo.

La localidad de Todoque en los Llanos de Aridane ha sido sepultada en parte por la lava expulsada por las nueve bocas eruptivas, de las que cuatro están activas, y una única fisura, pese a que en un primer momento había dos. “Me encontré con un mar de fuego, como si el diablo hubiera salido de la tierra”, explica un vecino de Todoque en palabras que publica ’20 minutos’ y recogidas por ‘Marca’.

Frente a esta situación de la erupción en La Palma, el gobierno de Canarias activó el Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (PEVOLCA). Se ha desalojado a más de 6.000 personas.

Según recoge la Vanguardia  hay dos lenguas de lava, una hacia el sur que se ha detenido en Las Manchas, y una más al norte, que es la que más preocupa y que es la que se encuentra en el pueblo de Todoque. Se estima que esta lengua tiene un ancho de 600 metros y una altura máxima de entre 10 y 12 metros en algunos tramos, lo que provoca que se trague literalmente todo lo que queda a su paso. 

Esta misma fuente afirma que los expertos prevén que la erupción volcánica emita una elevada cantidad de dióxido de azufre a la atmósfera que el próximo viernes llegaría a cubrir gran parte de la península ibérica, Marruecos, Túnez y las costas mediterráneas de Francia, Italia, Argelia y Libia. Mientras que el Instituto Volcanológico de Canarias ha estimado en entre 24 y 84 días la duración que puede tener la actual erupción volcánica en la isla de La Palma.

La lengua de la Lava sigue camino hacia el mar y por de momento no hay víctimas mortales.