Un tribunal militar de Gabón ha condenado este jueves a 15 años de cárcel a tres personas por su papel en el intento de golpe de Estado de enero de 2019, en un momento en el que el presidente, Alí Bongo, se encontraba convaleciente en Marruecos tras un derrame cerebral sufrido en octubre de 2018 en Arabia Saudí.

Los condenados son el Teniente Kelly Ondo Obiang, considerado como cabecilla de la intentona, así como Dimitri Nze Mekom y Bidima Mnongo, todos ellos miembros de la Guardia Republicana declarados culpables de robo, secuestro y “atentado contra la seguridad del Estado”, según ha recogido la agencia estatal gabonesa de noticias, AGP.

Asimismo, el tribunal ha ordenado que todos ellos paguen una multa de 31 millones de XAF y ha absuelto a los guardias que se encontraban en el edificio de la radiotelevisión estatal, tomada por los golpistas para leer un comunicado contra el Presidente Ali Bongo.

Ondo Obiang, quien se autoproclamó como líder del Movimiento Patriótico de las Fuerzas de Defensa y Seguridad de Gabón (MPJFDS) cuestionó la capacidad del Presidente para seguir en el poder y pidió un levantamiento para sacarle de la Presidencia.

“La patria nos lo dio todo y nos convirtió en quienes somos. No podemos abandonarla cuando más nos necesita”, dijo Ondo Obiang, al tiempo que destacó que el objetivo del MPJFDS era “salvar la democracia, preservar la integridad del territorio nacional y la cohesión nacional”.

Tras ello, el Gobierno gabonés aseguró que había puesto fin al intento de golpe de Estado, que se saldó con la muerte de dos de los militares que irrumpieron en la sede de la radiotelevisión gabonesa, mientras que los otros tres sospechosos fueron detenidos.

El presidente Ali Bongo llegó al poder en 2009 a la muerte de su padre, Omar Bongo, tras ganar unas elecciones que fueron criticadas por la oposición. En 2016 fue reelegido en unas elecciones cuyos resultados no fueron reconocidos por su rival, Jean Ping.