“Nuestro amigo Honore Shama, un estudiante de la facultad de artes de la Universidad de Kinshasa, estaba filmando un video como parte de su trabajo práctico de actuación “, dijo el paciente Odia, un amigo que estuvo presente en el enfrentamiento. “Un policía le dijo que se pusiera una mascarilla durante el rodaje. A pesar de sus explicaciones (de Shama) y después de haberle mostrado una mascarilla, el policía, que esperaba que le ofrecieran dinero, se enfureció, lo acusó de resistirse y le disparó a quemarropa”. Declaraba Odia.

Los estudiantes, protestan en el campus de la Universidad de Kinshasa en la República Democrática del Congo, donde la policía es acusada regularmente de acoso y de embolsarse las multas que cobran por mascarillas.

La compañera de escuela del estudiante ahora fallecido, Honoré Shama, no ha podido ocultar su frustración. “Estamos conmocionados. Él (Honoré Shama) había venido al campus a estudiar como cualquier estudiante. Pudo haber sido un futuro ejecutivo del país. Lo mataron solo por una mascarilla que no cuesta ni 100 francos, y ahora está muerto” dijo Dan, estudiante del departamento de literatura de la Universidad de Kinshasa.

El policía responsable ha huido y la policía de la ciudad lo está buscando, dijo el jefe de la policía de Kinshasa, el general Sylvano Kasongo.

“hemos detenido a dos policías que estuvieron presentes durante el incidente provocado por su irresponsable colega, así como al jefe de la comisaría local. La búsqueda continua para encontrar al policía fugitivo”, dijo Kasongo.

En Kinshasa, la policía suele ser acusada de acoso y de embolsarse las multas que cobran por las máscaras.
La República Democrática del Congo ha registrado 47.786 casos de Covid-19 y 1.021 muertes desde el inicio de la pandemia. Las vacunas se han detenido en el país desde el 10 de julio, debido a que las vacunas AstraZeneca en stock pasaron su fecha de vencimiento.