Ejército de Ghana interviene antes de la elección de un diputado de la oposición al frente del parlamento

0
[:es]Militares ghaneses en el parlamento durante una disputa entre diputados durante la elección del presidente de la cámara, en Accra, el 7 de enero de 2021 Nipah Dennis AFP.[:]

El ejército de Ghana intervino el miércoles por la noche en el parlamento para calmar las luchas entre los diputados que eligieron, por primera vez en la historia del país, a un miembro de la oposición como representante.

Alban Bagbin, diputado del partido de la oposición Congreso Nacional Democrático (NDC, por sus siglas en inglés), fue elegido con 138 votos frente a los 136 del candidato del Nuevo Partido Patriótico, la formación del presidente Nana Akufo Addo, reelegido para un segundo mandato en diciembre.

“Acepto con humildad el privilegio que se me ofrece de presidir el 8º parlamento de la 4ª República de Ghana”, declaró Alban Bagbin.

El parlamento está dividido entre los dos partidos principales, cada uno con 137 escaños, y un candidato independiente. Uno de los votos fue considerado inválido y un miembro electo del partido gobernante votó supuestamente a favor de la oposición.

El ejército de Ghana intervino horas antes en el recinto del parlamento para restablecer la calma, después de que un diputado del partido en el poder intentara robar las papeletas de votación.

Tras varias horas de peleas, la intervención tuvo lugar delante de las cámaras de la televisión nacional, que retransmitían en directo la sesión.

“Es una violación total de la ley”, afirmó indignado Kwame Twumasi Ampofo, diputado de la NDC. “Incluso si hubieses problemas de seguridad, el ejército no tiene cabida en la cámara. Protestamos [contra el intento de robo de las papeletas], pero no fuimos violentos”, asegura.

Un diputado de la oposición había sido suspendido el miércoles tras una decisión judicial motivada por su doble nacionalidad, pero insistió en votar el jueves por la mañana, causando escenas de peleas y caos.

“Un tribunal declaró que uno de los diputados no estaba autorizado a votar”, dijo a la AFP Atta Akyea, del partido gobernante. “Todo este voto [para elegir al presidente del parlamento] está por lo tanto lleno de irregularidades, es una vergüenza”, estimó.

Esta división, casi igual entre la oposición y el partido en el poder, preocupa a los observadores, que temen “bloqueos” en las decisiones políticas del país en el futuro, en un contexto económico difícil debido a la crisis del coronavirus.