Los diputados del Parlamento de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC), tras escuchar en la sesión ordinaria anual el informe general sobre el funcionamiento y desarrollo de la comunidad en 2020 y el proyecto de presupuesto para 2021, presentado por su Presidente, Daniel Ona Ondo, votaron por unanimidad dicho proyecto de presupuesto, fijado en la suma de 89.224.324.973 XAF (136M€).

La CEMAC señala que se trata de una novedad que marcará un hito en el funcionamiento institucional de la comunidad, resaltando el procedimiento simplificado de adopción del proyecto de presupuesto recomendado por el Presidente del Parlamento comunitario, Hilarion Etong.

También señala que la aprobación del presupuesto demuestra que los representantes de los pueblos de la CEMAC son conscientes de las dificultades económicas y de salud del momento, y además dan importancia a las reformas y la implementación de las actividades prioritarias de cada órgano, instituciones, instituciones especializadas y organismos ejecutores de la CEMAC, contenidas en este documento presupuestario.

Por su parte, el Presidente de la Comisión no dudó en presentar una situación grave, pero no alarmista, en la subregión. Reconociendo que la aparición de la pandemia ha debilitado tanto las economías de los Estados como los fondos de la comunidad, a la par que observó con satisfacción las numerosas actividades que se han llevado a cabo en este contexto particular.

Ona Ondo mostró su satisfacción por el hecho de que los países se hayan mantenido unidos, favoreciendo el enfoque concertado y regional, al tiempo que hizo hincapié en la solidaridad: “sigo teniendo especial confianza en nuestra capacidad para salir de las pruebas a las que se enfrenta la comunidad”.

La hoja de ruta para 2021, así elaborada por el Presidente de la Comisión, prioriza la realización de proyectos integradores, la reactivación de las economías de la subregión y sobre todo la construcción de una integración más profunda.

El Presidente de la CEMAC, que señaló que la prioridad es pensar en la juventud, también recordó que “cada vez son más los jóvenes que llaman a las puertas del mundo laboral. Las instituciones y los Estados tienen la obligación de dar respuesta a estos. Necesitan legibilidad en su futuro. A riesgo de que ellos tomen los peligrosos caminos del crimen y el terrorismo”.

No dudó en que los parlamentarios se han sentido más que apelados por los problemas y desafíos que enfrenta la CEMAC. Entre ellos, se encuentra el problema recurrente del Impuesto de Integración Comunitaria (TCI), principal herramienta de financiación de la comunidad.