Este lunes, 08 de marzo de 2021, el Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, ha recibido su segunda dosis de la vacuna china contra la Covid-19.

Tras respetar los plazos que recomiendan los expertos sanitarios respecto a la administración de la Vacuna China Sars-Cov Verocel de la farmacéutica china Sinopharm, el Jefe de Estado ha recibido la segunda inyección intramuscular previas explicaciones de los facultativos del Centro Médico La Paz sobre elementos relacionados a esta segunda dosis y a la misma vacuna como ya se hiciera cuando se le administró la primera dosis.

Y como en aquella primera ocasión que recibió la primera dosis, el pasado día 15 de febrero, Obiang Nguema Mbasogo ha vuelto a lanzar un mensaje de sensibilización, invitando a la población a vacunarse y seguir luchando contra el coronavirus.

Respecto a la situación crítica que se vive en la ciudad de Bata por la explosión de depósitos de municiones, el Presidente de la República de Guinea Ecuatorial ha expresado su preocupación al respecto, llamando al pueblo a evitar actos de inseguridad en el país. “A veces la gente cree que la Paz es un efecto de la ausencia de la guerra, pero lo que se ha vivido en la Bata, puede ser considerado como parte de la guerra”, ha matizado el Presidente.

En otro momento de su intervención, el Jefe de Estado también ha resaltado el balance provisional de víctimas de este incidente de Bata, entre muertos y heridos de diferente consideración. Un incidente que es fruto de la ignorancia, imprudencia y malicia de aquellos que conocían la peligrosidad del material depositado cerca de las municiones, pero ha indicado que se va apurar responsabilidades.

Obiang Nguema Mbasogo también ha indicado que es una devastación que costará al país importantes pérdidas económicas y de material, además de causar una inseguridad humana, por lo que el Gobierno va a convocar una reunión de emergencia para estudiar y analizar las medidas a adoptar para que antes de la llegada del apoyo internacional, los damnificados puedan recibir un primer apoyo de los propios bienhechores de la República de Guinea Ecuatorial.

A media tarde de este pasado domingo, varios explosivos de gran magnitud destruyeron el cuarte militar de intervención rápida de Nkoantoma en ciudad de Bata, dejando un panorama desolador que incluía, varios muertos cuya cifra definitiva no ha sido todavía comunicada, centenares de heridos y enormes daños materiales, como consecuencia de un acto de “negligencia y descuido” de la unidad encargada del cuidado y protección de dinamita y explosivos anexos de la armería de este cuartel.

Esta situación tiene movilizada a todas las capas sociopolíticas, al cuerpo castrense, médicos, farmacéuticos, organizaciones no gubernamentales y diferentes asociaciones, así como empresas públicas y privadas y a la población en general, en un intento de restablecer el orden y la calma a esta situación que sumada a la emergencia sanitaria nacional contra el Covid-19 está causando un enorme daño a Guinea Ecuatorial.