El pleno de la cámara de Diputados ha aprobado el proyecto de Ley General de Trabajo y se somete a dictamen en segunda lectura del Senado. Dicho texto vendrá a derogar la vigente Ley General de Ordenamiento de Trabajo, aprobado en el año 2012.

Desde las pasadas sesiones parlamentarias se venía analizando en el seno de la Comisión parlamentaria de política social y empleo con este proyecto de ley, el Gobierno pretende afrontar los retos que presenta hoy el mercado laboral, con un modelo de relaciones laborales, capaz de crear nuevas oportunidades a la contratación, facilitar el acceso al empleo estable y contribuir a la mejora del clima de negocios en nuestro país. El ejecutivo quiere ampliar el reconocimiento y la protección de los derechos de las partes, mejorar el escenario de la contratación y aliviar la carga del despido, reafirmando así la Justicia social, con el establecimiento de un marco normativo claro, que guíe el comportamiento de los empleadores, previniendo cualquier fenómeno de explotación o violación de los derechos de los trabajadores.

La futura disposición define el trabajo como toda actividad humana consciente y voluntaria, prestada por cuenta ajena para la producción de bienes y servicios a cambio de una remuneración y determina los principios fundamentales del trabajo, como un derecho y un deber social que debe gozar de la protección del Estado. También prevé la ampliación de los tipos de contratos laborales y la creación de un servicio nacional de mediación, arbitraje y conciliación de los conflictos laborales, en el seno del Ministerio tutor, con la finalidad de fortalecer la conciliación laboral y el diálogo social, evitando así la excesiva litigiosidad judicial entre las empresas y los empleados.

Se determina el régimen sancionador que se aplica sobre las infracciones leves, graves y muy graves que podrán cometer los empleadores y los trabajadores y se prevé igualmente la creación de unos comités técnicos de seguridad e higiene, que se encargarán de asesorar a los empleadores, trabajadores y autoridades laborales, en la aplicación, desarrollo y vigilancia de las normas sobre ambiente y condiciones de trabajo.

El acta de la Comisión parlamentaria recoge las enmiendas introducidas en el texto elaborado desde el Gobierno en el análisis de un proyecto de ley que ha sido aprobado en el pleno de la cámara, por unanimidad de los dos grupos parlamentarios, tras escuchar las valoraciones de sus respectivos portavoces, Salvador nguema mangue por la coalición Democrática y Federico Abaga Ondo por el grupo del partido Democrático de Guinea Ecuatorial.

A la espera de la respuesta de la segunda lectura que realizará el Senado, algunos ciudadanos han mostrado las inquietudes del apartado “las vacaciones de padres cuyas mujeres acaban de dar a luz, el finiquito y liquidación, si el tiempo computo ha cambiado, los periodos de prueba, el tema de salario mínimo etc.”