Para hallar una solución, Teodoro Nguema Obiang Mangué ha convocado a los responsables de esta empresa aeronáutica paraestatal para conocer los problemas que afectan el normal funcionamiento de ésta entidad.

Para el encargado de Defensa y Seguridad es importante mantener el estatus que ha conocido la compañía aérea del país desde su fundación en 2007.

Este constituye el primer encuentro que el Vicepresidente ecuatoguineano sostiene con la directiva de Ceiba Intercontinental, y tras concluir la cita los responsables de esta empresa aeronáutica Nacional han mostrado su satisfacción por las recomendaciones dadas por Nguema Obiang Mangué para una pronta solución a los problemas que afectan a la empresa.

Para el encargado de Defensa y Seguridad, la compañía aérea Nacional podría reanudar sus vuelos a partir del mes de mayo, pero eso sí, las personas que ya habrán recibido las dos dosis de la vacuna contra la Covid-19 serían prioritarias y tendrían el acceso a circular libremente en el territorio Nacional.

Problemas operativos en CEIBA Intercontinental

Fundada en el año 2007 con el objetivo de facilitar a la población ecuatoguineana el libre desplazamiento a nivel Nacional e internacional, con 9 modernos aparatos y nuevos en su flota, a saber (4 ATR y 5 Boeing) está atravesando graves problemas si se cree el informe remitido por el personal navegante al Director General de la compañía donde resaltan no VOLVER A VOLAR hasta que se encuentre solución a estas deficiencias.

Según este informe, el personal navegante, entre ellos, pilotos, copilotos y las azafatas, llevan cerca de un año sin percibir sus correspondientes salarios y gran parte está con la documentación expirada por no estar llevando a cabo el proceso de pago de la renovación de las licencias. En otras palabras, los pilotos no están realizando sus horas en los simuladores, ni las azafatas realizan los cursos recurrentes; no se está renovando las licencias en la Autoridad Aeronáutica de Guinea Ecuatorial (AAGE), los certificados médicos, ni se está actualizando las competencias lingüísticas.

Como norma general para la explotación operacional de 1 avión ATR se necesita como mínimo 4 tripulaciones (4 comandantes y 4 copilotos) todo lo contrario en la compañía Nacional. Actualmente solo hay 1 avión ATR en línea y solo se dispone de 3 comandantes y 3 copilotos activos. 2 copilotos inactivos y 2 comandantes inactivos por tener la documentación expirada, que por cierto ya realizaron el curso necesario en noviembre de 2019 pero está pendiente el pago de esa formación para recibir sus certificados y poder empezar con los vuelos de entrenamiento.

Para los 2 aviones Boeing sólo se dispone de 7 comandantes y 13 copilotos de los cuáles sólo 2 comandantes y 2 copilotos están activos, los de más están inactivos por falta de documentación en vigor.

Las aeronaves carecen de un mantenimiento correcto para su normal funcionamiento ya que los mecánicos no disponen de material.

El personal de la tripulación también viene señalado en el informe que en ocasiones, los tripulantes llegan tarde a los vuelos por las deficiencias con los vehículos (se quedan averiados sin poder recoger al personal) y conductores de recogida.

También echan en falta un sistema de comunicación entre los aviones en vuelo y la base. Una comunicación de vital importancia para conocer la posición de la aeronave y poder localizarla en caso de algún problema; y sugieren a la compañía instalar dicho sistema de comunicación entre aviones, entre avión y la base, y entre las diferentes bases de CEIBA Intercontinental.