Así lo ha afirmado el Ministro Delegado de Justicia, Culto e Instituciones Penitenciarias, Juan Oló Mbá, en una reunión mantenida este miércoles 20 de enero, con los responsables de las congregaciones religiosas de la provincia de Centro Sur.

El encuentro ha tendido lugar en el Ayuntamiento central de Evinayong, lugar donde Oló Mbá ha informado la inquietud del Gobierno de Malabo sobre el funcionamiento de las confesiones religiosas clandestinas dónde en muchas ocasiones se registra actividades ilícitas como estafa a los feligreses, acosos sexuales, perturbación del orden público debido al ruido intenso y continuo, incluso a altas horas de la noche. Es en este sentido que el Ministro Delegado ha invitado las diferentes confesiones religiosas al respeto del orden público a la hora de realizar sus cultos, así como el fin de estafas por el diezmo que muchos líderes religiosos exigen en sus iglesias, acosos sexuales y rituales no apropiados que algunas congregaciones religiosas práctica, actividades ilícitas que obligan al Gobierno tomar medidas para dar solución a estos problemas.

Todas las iglesias que no tengan autorización a partir de esta fecha permanecerán cerradas

Juan Oló Mbá.

Por otro lado, Oló Mbá ha instado a los líderes religiosos presentes que todas las iglesias que no tengan autorización a partir de esta fecha permanecerán cerradas y las iglesias que están legalmente constituidas se les da un plazo de quince días para que vuelvan a actualizar sus expedientes ya que se hará un examen minucioso por cada confesión religiosa, la formación del pastor, el credo que procesan y lugar donde se encuentra la base de la iglesia en cuestión.

Con este nuevo dinamismo, el Gobierno desea que las confesiones religiosas respeten la ley ya que es el estatuto que marca las conductas y hace que las convivencias entre las personas se desarrollen en armonía y en el respeto mutuo.

Para la efectividad de este nuevo dinamismo, el Ministro Delegado de Justicia, Culto e Instituciones Penitenciarias ha matizado que partir de esta fecha se exigirá a las autoridades de las provincias, en particular de Centro Sur, a que todos los líderes religiosos de esta cabecera provincial cumplan estrictamente las normas dictadas por el Gobierno.