Este 29 de septiembre del presente año, la señora Susan Stevenson abandonará definitivamente las tierras ecuatoguineanas tras finalizar su misión de dos años y medio como Embajadora de Estados Unidos acreditada en Guinea Ecuatorial.

A pesar de su apretada agenda por su gira de despedidas ante las instituciones públicas y privadas de Guinea Ecuatorial, la diplomática norteamericana nos ha concedido una entrevista. En ella hemos repasado varios aspectos con la diplomática desde sus logros alcanzados durante su estancia en Malabo, pasando por los temas sociales, tales como la gestión del Gobierno para la contención de la Covid-19, los explosiones del pasado 07 de marzo en Nkoantoma-Bata, entre otros temas de actualidad.

La entrevista se concretó en la sala Bioko en la sede de la Embajada de Estados Unidos en Malabo II. En la esta entrevista, Susan Stevenson nos ha dejado varios titulares, expresando también varias reflexiones y algunos consejos para el Gobierno y la sociedad ecuatoguineana.

¿Dos años le han sido suficiente para culminar algunos proyectos con el Gobierno de Guinea Ecuatorial? ¿Cuáles o qué falta para culminarlos?

Mi estancia aquí ha sido demasiado breve. Llegué aquí en el año 2019. La labor más importante de nuestra diplomacia es sembrar una buena semilla y podemos presumir que existen expectativas positivas, porque hemos dejado una base sólida para mi sucesor.

Durante mi estancia aquí (Guinea Ecuatorial) he disfrutado muchísimo visitando toda la isla de Bioko y toda la parte continental en ciudades como Ebebiyin, Bitika, Niefang, Mongomo, Kogo y Oyala. Sólo me quedaba visitar la isla de Annobon.

Temas prioritarios con los que ha estado trabajando con el Gobierno de Malabo

El tema más importante y primordial con el que he trabajdo con el Gobierno ha sido el aspecto sobre la trata de personas. Al llegar, nos dimos cuenta de que muy poco estaba haciendo el Gobierno Ecuatoguineano en este tema y sabrán sobradamente por ley Estados Unidos no puede cooperar con paises que están al nivel 3 sobre la trata de personas.

Gracias a esta intensa lucha con anuncios publicitarios, spots, comunicados, campañas en los medios de comunicación, así como charlas de sensibilización, Guinea Ecuatorial mejoró su posición ocupando desde el mes de junio el nivel dos.

También he de reconocer que estoy un poco decepcionada, porque pude asistir a la Tercera Conferencia Económica celebrada en los meses de abril y mayo (2019) y tanto las conclusiones como las recomendaciones de esta conferencia eran desarrollar el sector de la agricultura, de invertir más en el capital humano, la educación, sanidad pública, de desarrollar la pesca, los sectores petroquímicos , turismo, cultura, etc., y hasta ahora no hemos tenido acceso al informe oficial de esta conferencia.

Pensamos que tal vez la materialización de estos acuerdos no ha sido posible por el Gobierno por la actual crisis sanitaria de la COVID-19.

 Valoración de la gestión del coronavirus en el país

La gestión me parece buena. El Gobierno supo adoptar las mediadas desde el inicio de la pandemia. También luchamos para que el Ministerio de Sanidad esté publicando la situación epidemiológica en el país.

Hemos trabajado junto con el Ministerio de Sanidad sobre cómo manejar la publicacion de cifras y el centro de investigación de Baney ha sido fundamental para la lucha contra esta pandemia.

En los últimos días comencé a trabajar para que llegaran aquí (Guinea Ecuatorial) lotes de la vacuna Moderna y muy pronto llegarán, aunque ya me hubiera hido.

Si el mundo recupera la normalidad tras la actual crisis sanitaria, ¿Le recomendarías a los turistas estadounidenses visitar nuestro país? ¿En qué lugares?

Claro que sí. Pero aun con todo he decir que se tiene que mejorar las polícas turísticas nacionales. Es muy difícil obtener el visado para entrar en Guinea Ecuatorial, pero no de parte de los ciudadanos estadounidenses.

Lo mismo se tiene que trabajar para mejorar el largo proceso que supone conseguir un permiso para visitar los parques nacionales de Monte Alen, Ureka, el Pico Basile, la Gran Caldera de Luba (…). Muchos turistas vienen aquí con la intención de llegar en estos lugares y como tienen que esperar dos, tres semanas, pues se van. En definitiva, creo que el país posee una buena atracción turística, pero le falta algunas infraestructuras, transportes, etc.

Me hubiera encantado visitar el Monte Alen para ver a los animales y la gente me ha dicho que no vale la pena, porque ya no dispone de animales y ya no hay un hotel ahí donde quedar.

El 07 de marzo 2021 la República de Guinea Ecuatorial sufrió una catástrofe. Su Gobierno fue uno de los primeros en reaccionar apoyando a nuestro país. Personalmente ¿Cómo vivió este acontecimiento?

La verdad que fue un momento duro para el país. Las noticias me llegaron a las 14:00 horas del domingo 07 de marzo a través de la prensa digital. Más tarde, el Presidente confirmó oficialmente el siniestro.

Afortunadamente, semanas antes de este acontecimiento teníamos una delegación de expertos de las Fuerzas Navales Norteamericanas para realizar un sondeo de conocimiento de dominio marítimo en Guinea Ecuatorial. Entonces, el día después de las explosiones envié al terreno a mi agregado de Defensa para ver el alcance de las mismas para luego darnos un informe y así saber cómo ayudar al Gobierno.

Después de la reunión que mantuvo el Ministro de Asuntos Exteriores con todos los embajadores y representantes de los organismos internacionales del país, nosotros adoptamos la decisión de enviar al lugar de los hechos a dos expertos para la limpiaza de las municiones y ellos trabajaron con una delegación de las Naciones Unidas, la francesa y la misión culminó satisfactoriamente. Personalmente, creo que nuestra ayuda es lo que necesitaba en este momento el Gobierno.

Finalmente, nos visitó un colega para el Desarrollo Internacional que vino desde Camerún con la premisa de ofrecer una ayuda de asistencia humanitaria de 150 mil dólares. Dichos fondos fueron entregados a las organizaciones y a la Sociedad Civil para ayudar a las víctimas de este lamentable suceso.

Para mí fue una buena experiencia ver cómo el Gobierno trabajaba con las organizaciones civiles, porque un golpe como este es bastante grande para un Gobierno y espero que haya sido una lección de aprender a trabajar con todos los sectores de la sociedad para resolver un problema como este.

Guinea Ecuatorial decidió cerrar su misión diplomática en Londres, como respuesta a las acusaciones arbitrarias por el Gobierno británico contra la figura Vicepresidente del Ejecutivo de Malabo. ¿Qué opina de sobre ese tema?

Yo no quiero involucrarme en esta situación, pero puedo decir que cuando no hay relaciones diplomáticas no hay posibilidad de resolver los problemas.

David R. Gilmour es el nominado para sustituirle al frente de la Embajada de Estados Unidos en nuestro país. ¿Qué tal le parece esta nominación?

Genial, puedo confirmar que David R. Gilmour será quien me sustituya. Es un amigo mío y he trabajado con él. Es un experto en asuntos africanos, ha sido sub secretario adjunto de asuntos africanos de 2013 a 2015, Embajador de Togo y posee un alto nivel de español, porque ha trabajado en varias Embajadas de países latinos. Por lo que será un buen Embajador para las relaciones bilaterales entre Malabo y Washington. Igualmente, me consta que ya llegó aquí en Guinea Ecuatorial para reunirse representantes de los partidos Políticos y la Sociedad Civil.

¿Qué opina sobre la gastronomía ecuatoguineana?, ¿has probado algún plato típico de nuestras cocinas?

Personalmente, creo que tenéis (Guinea Ecuatorial) una cocina estupenda. Nada más llegar mis colegas me dieron la bienvenida con una ceremonia en la que me presentaron la gastronomía y cultura bubi y fang y ahí tuve la oprtunidad de probar la bambucha.

Antes de la pandemia organizamos otro encuentro similar al que me ofrecieron mis colegas una vez pisar las tierras ecuatoguineanas.

¿Le encanta hacer el deporte? ¿Cuál es su deporte más preferido?

Claro que me gusta el deporte (sonríe). Antes de la pandemia solía irme al Parque Nacional de Malabo y al Paseo Marítimo para correr. Actualmente, sólo ya doy estas vueltas dentro del recinto de la Embajada. Hecho en falta las caminatas al pico de Basilé o Moka.

¿Qué opinión tiene de la prensa nacional? ¿cree que es neutra?

Para ser sincera, me decepcioné muchísimo cuando llegué aquí. Sólo existían periódicos con una publicación mensual o trimestral y la mayor parte de los contenidos eran los discursos de los políticos, reuniones políticas, etc.

Pero he de confesar que ha habido una evolución drástica con la errupción de medios digitales como el vuestro que estáis haciendo un trabajo genial.

Es muy importante que la prensa sea neutra y que fomente mucho la investigación en temas sociales o polícos. Recientemente, nos hemos reunido con el Ministro de Información y le hemos presentado la posibilidad de que los periodistas nacionales han de seguir formándose en el exterior.

¿Ya conoce su próximo destino?

Sí. Regreso a Washington y trabajaré dentro del Departamento de Estado.

¿Algún mensaje al mundo y al pueblo de Guinea Ecuatorial?

En primer lugar, me gustaría decirles que me voy muy feliz de Guinea Ecuatorial. Es verdad que la estancia ha sido bastante corta más de lo que me esperaba, pero he difrutado de este tiempo. He trabajado para mejorar el tema de la trata de personas en Guinea Ecuatorial.

Agradecer de todo corazón al Gobierno y sobre todo al Ministro de Asuntos Exteriores, porque para nosotros es importante tener un interlocutor abierto a la colaboración. Agradecer al pueblo de Guinea Ecuatorial por su hospitalidad. Admiro el potencial del joven ecuatoguineano y espero que el Ejecutivo de Malabo sepa trazar buenos programas para este colectivo, porque veo en ellos a futuros líderes de la sociedad ecuatoguineana. Para mí y mi equipo de la Embajada ha sido un privilegio estar aquí en el país durante este tiempo y espero que le den la misma hospitalidad a mi sucesor.