La mitad del consejo de ministros de Estonia lo integran mujeres.

Estonia, un país báltico de 1.3 millones de habitantes, será gobernado por dos mujeres.

Aunque hay países que actualmente tienen al frente a una mujer, como Nueva Zelanda, Taiwán o Alemania, el caso de Estonia es particular.

Ahora será gobernada por la presidenta Kersti Kaljulaid y la primera ministra Kaja Kallas.

Kallas reemplaza en el cargo a Jüri Ratas, que cayó a mediados de mes por un escándalo de corrupción.

Fue juramentada el 26 de enero por Kaljulaid, en el poder desde 2016, y formará parte de un gabinete de 14 ministros, la mitad de ellos mujeres.

El país báltico, con 1,3 millones de habitantes, está siendo muy castigado por el covid-19, con una incidencia quincenal media situada ahora en los 590 casos por 100 mil habitantes, según datos del Centro Europeo para Control y Prevención de Enfermedades (ECDC).

Con Kallas como primera ministra, dos de los tres países bálticos -el gobierno de Lituania está liderado por la conservadora Ingrida Simonyte- tienen a una mujer al frente de su Ejecutivo.