Tras las trágicas explosiones de la armería del cuartel de Nkoantoma en la ciudad de Bata el pasado domingo 7 de marzo, que han provocado el fallecimiento de al menos 105 personas y heridas a varios centenares más, España ha respondido al llamamiento internacional realizado por las autoridades ecuatoguineanas con el envío inmediato de dos aviones de ayuda.

La operación está organizada por la Oficina de Acción Humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), bajo la supervisión del Ministerio de Sanidad y Bienestar Social ecuatoguineano.

El primero de los aviones ha aterrizado en la ciudad de Bata, hoy 10 de marzo a las 15:15 horas, transportando más de 2.600 kg de material quirúrgico, medicamentos y elementos sanitarios.

Durante el embarque del material en la base aérea de Torrejón de Ardoz, la Secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Ángeles Moreno Bau, subrayó la solidaridad de España con Guinea Ecuatorial en estos momentos tan difíciles, declaraciones que efectuó en presencia del Embajador ecuatoguineano en Madrid, Miguel Edjang Angué y del Director de la AECID.

El segundo de los vuelos llegará a Bata mañana a primera hora de la mañana y en él vendrá un equipo de 14 especialistas, que incluye a cirujanos de ortopedia y traumatología, médicos de emergencias y enfermeros de quirófano.

Con esta iniciativa, España -urgida por los vínculos de hermandad que existen entre los dos pueblos- quiere contribuir con todos los instrumentos a su alcance a paliar en lo posible las terribles consecuencias de una catástrofe ocurrida en tiempos ya muy difíciles a causa de la crisis sanitaria de la COVID-19.

Los dos vuelos están cofinanciados por ECHO, la unidad de la Unión Europea dedicada a Protección Civil y Ayuda Humanitaria.