La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Gobierno de la República Federativa de Brasil han hecho entrega de un donativo en alimentos por monto de 100.000 dólares (55,6 millones de francos CFA), para apoyar las Víctimas del 7M, respondiendo así a la solicitud de ayuda humanitaria que hiciera el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, Simeon Oyono Esono Angué.

Estos recursos provienen de fondos internos de la FAO, cincuenta mil dólares, una generosa contribución de otros cincuenta mil dólares del Gobierno de Brasil, y un aporte adicional del 10% del valor de la compra otorgada por supermercado Martínez Hermanos. Estos recursos serán invertidos en adquisición de alimentos que serán distribuidos a los afectados, tanto de forma directa a familias como en comedores sociales habilitados.

El objetivo de esta donación de alrededor de 4.600 cajas de alimentos, es proporcionar comida a las personas afectadas por las explosiones del cuartel de Mondong Nkuantoma. En paralelo a la donación de alimentos, la FAO participa junto al Sistema de Naciones Unidas de la evaluación rápida completa de los daños provocados por las explosiones que permitirá calcular las necesidades de respuesta inmediata a la emergencia y también calcular las necesidades y costos para la fase pos-emergencia y de recuperación.

La ONG ASAMA (Asociación de Mujeres Africanas) será la encargada del proceso de distribución a fin de que estos productos puedan llegar a los damnificados. Esta ONG asiste a más de 1000 familias, de las cuales cerca 100 afectadas por las explosiones reciben refugio temporal. Como parte de su actividad, la ONG tiene habilitado un comedor social en la ciudad de Bata, donde cerca de 1000 niñas y niños afectados por las explosiones reciben alimento diario y se espera que, en el transcurso de la distribución, la ONG identifique a más afectados que puedan beneficiarse de los alimentos proporcionados.

La lista de productos adquiridos incluye arroz, agua, leche en polvo, espagueti, sardinas, lentejas, alubias, huevos, gallina entera muslos de pollo, carne de cebú, aceite, chicharro, tomate, macedonia de verdura, guisantes, garbanzos, azúcar, sal, harina, caldo, salchichas, macaron, galletas, mortadela, cola cao y Jabón, pañales. Estos alimentos consideran las necesidades presentadas por los afectados y que toman en cuenta una dieta diversificada, es decir que además de carbohidratos, aceites y azucares incluya productos proteínicos. Al final del periodo de distribución, ASAMA dispondrá de un informe detallado sobre la distribución realizada tanto en el comedor social habilitado y los distribuido en forma de kits alimenticios para ser transparente ante los donantes.

Guinea Ecuatorial lideró la visión “África para África” a través de su contribución al Fondo Fiduciario de Solidaridad Africano (ASTF) gestionado por la FAO, para contribuir al compromiso y espíritu solidario que le caracteriza apoyando así a miles de beneficiarios en el continente africano. En este contexto, la FAO reconoce el espíritu solidario que caracteriza a esta nación y reitera su apoyo uniéndose al mensaje de las Naciones Unidas. La FAO, junto con el Gobierno de la República Federativa de Brasil expresan sus mayores sentimientos de solidaridad con la población de Guinea Ecuatorial, en especial todas las personas que han sido directamente afectadas a raíz de las explosiones y manifiesta su entera disponibilidad para contribuir a seguir acompañando el desarrollo del país a fin de alcanzar la seguridad alimentaria y nutricional de la población.