Los servicios de seguridad del presidente han asegurado que fue un intento de asesinato. “Estamos llevando a cabo la investigación. Al menos una persona intentó atacarlo con un cuchillo en la Gran Mezquita de Bamako hoy”, agregó la misma fuente, diciendo que “el presidente está a salvo”.

El ministro de Asuntos Religiosos, Mamadou Kone, dijo que “un hombre intentó de inmediato matar con un cuchillo al presidente de la transición en la Gran Mezquita de Bamako”. Pero “estaba bien controlado antes de cometer su crimen”, agregó.

“Fue después de la oración y el sermón del imán, cuando el imán debería ir normalmente a inmolar sus ovejas, que el joven intentó apuñalar a Assimi (Goïta) por la espalda, pero fue otra persona la que resultó herida”, confirmó a la AFP el gerente de la gran mezquita, Latus Tourè.

Malí ha sido escenario de dos golpes de estado en menos de un año. Ambos, en agosto y mayo, fueron dirigidos por los mismos coroneles del ejército, encabezados por el coronel Assimi Goïta, que desde entonces se ha convertido en presidente de la transición.

El coronel Goïta y el nuevo gobierno, designado por la junta, han asegurado que mantendrán su compromiso de entregar las riendas a la población civil tras las elecciones previstas para el 27 de febrero de 2022.