La República de Guinea Ecuatorial ha iniciado gestiones de cara a la mejora de sus relaciones con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. El pistoletazo de salida lo ha dado en la mañana de hoy el ministro ecuatoguineano de Asuntos Exteriores y Cooperación Simeón Oyono Esono Angué, cuando se reunía con Nigel Holmes embajador adjunto, en compañía de Alice Courlander, segunda secretaria de la embajada de este país en Yaunde (Camerún), con correspondencia en Guinea Ecuatorial.

Durante el encuentro amistoso y sosegado mantenido en la sede de este departamento ministerial en Malabo ll, como ya lo hizo recientemente ante todos los jefes de misiones diplomáticas, consulares y organismos internacionales acreditados en el país, Oyono Esono Angué, insistió en que la sanción hecha por su homólogo inglés contra el vicepresidente ecuatoguineano Teodoro Nguema Obiang Mangue es “infundada, arbitraria, abusiva y viola tanto el derecho internacional, como la Carta de las Naciones Unidas”. Por tanto, pidió su “levantamiento” en el plazo más breve posible e instó a su interlocutor a que se retome el diálogo y la concertación, como las herramientas necesarias para la vuelta a la normalidad en las relaciones entre ambas partes.

En opinión del ministro de Exteriores, a pesar de los hostigamientos de Londres en la intentona golpista hacia Guinea Ecuatorial en 2004, a la que se vieron involucrados ciudadanos de este país y la negativa de su gobierno de colaborar con Guinea Ecuatorial en las investigaciones y los ataques injustificados a su país del expremier británico David Cameron durante la cumbre del G-8 en el año 2013, Malabo ha tenido siempre la mano abierta, mediante acciones concretas como la apertura de una misión diplomática en este país con inmuebles adquiridos para su personal diplomático, lo que no ha sido correspondido —insiste-, por la parte anglosajona; exponiendo esperanzas en que próximamente, Londres apertura una misión diplomática o consular en Malabo.