El ocio nocturno comienza a ver la luz al final del túnel. Discotecas y pubs ya han comenzado abrir poco a poco, tras más de un año cerrados y viendo cómo otros sectores comenzaban de manera paulatina a recuperar su actividad mientras ellos continuaban totalmente paralizados y sin respuestas del Gobierno de Malabo,

Hace semanas, la presidencia de la República sancionó el decreto Núm.77/2021, de fecha 17 de junio, por el que se acuerda el relajamiento de algunas medidas contenidas en el Decreto Núm. 55/2021 de fecha 11 abril, por el que se establece el confinamiento para la contención de la Pandemia de la COVID-19 en la República de Guinea Ecuatorial. En el mencionado Decreto promulgado por el Gobierno, concretamente en su artículo sexto, Con carácter general, se mantiene el cierre de los parques, establecimientos de ocio, casinos, pubs, discotecas, bares.

Los Comités Políticos y Técnicos consideran que este sector no debe todavía recuperar su actividad en un momento clave en el que la curva de contagios está descendiendo, gracias al número mayor de la población ya vacunada y a las medidas que fueron implementadas en su tiempo por el ejecutivo de Malabo para frenar los contagios del Coronavirus entre los ciudadanos.

Los expertos sanitarios consideran que si se da luz verde al sector del ocio nocturno en este momento “podrían haber rebrotes como ha sucedido en la mayor parte de los países europeos”, señalan.

A pesar de las recomendaciones de los expertos sanitarios y políticos, los propietarios de las discotecas, pubs y pistas de bailes en Malabo ya han comenzado abrir sus puertas a la clientela. Este primer fin de semana del mes de julio, algunas discotecas ya tienen los conciertos asegurados y otros lugares de gran atracción nocturna se preparan para reabrir sus negocios “con un aforo de 50% y mascarillas”, avisan.

A pesar de todo, existe otro grupo, propietarios de las discotecas y grandes bares que guardan su confianza en la campaña de vacunación y consideran que volverán a los niveles previos a la crisis sanitaria, recuperando el 100% de la actividad conforme vaya avanzando la campaña y la incidencia vaya siendo cada vez menor. Y lo cierto es que, en Guinea Ecuatorial, la incidencia sigue a la baja y ya se cuentan por de momento sólo 96 casos activos de Covid-19 en toda la geografía nacional.