Empeora el estado de salud del bebé que fue ingresado la semana pasada en el hospital General tras ser “supuestamente” mordido por las ratas en el barrio Nkumabanda, localidad adscrita en el barrio Campo Yaunde de la ciudad de Malabo.

Desde su ingreso hace justo cinco días, el recién nacido no ha presentado una evolución favorable. El chiquillo sufrió grandes heridas tanto en las manos, boca, piernas y demás zonas del cuerpo.

Según han indicado los médicos, el bebé ya se encuentra ingresado en la unidad de cuidados intensivos para recibir un tratamiento acorde a la magnitud de las heridas que posee.

Hasta ahora la versión de los familiares que el bebé fue atacado por las ratas sigue siendo la única, todavía no se ha realizado más investigaciones para asegurar realmente lo que pasó con el recién nacido.