El puente que enlaza el barrio de Nkolombong con el cuartel militar que fue epicentro de las explosiones del 7M, ubicado en el barrio de Nkoantoma, ha sido cerrado temporalmente a la circulación por el estado que presenta actualmente, el cual deja evidente una serie de grietas que podrían causar el derrumbe del mismo.

Por lo tanto, la circulación en este puente, tanto de vehículos como de peatones, ha sido prohibida temporalmente por el Ministerio de Obras Públicas, Viviendas y Urbanismo, mientras se evalúa el estado real del puente y el nivel de peligrosidad que presentan las deformaciones que presenta dicho puente y su posterior rehabilitación, la cual se ha empezado a realizar.

Las deformaciones que presenta actualmente dicho puente podrían estar relacionadas con las fuertes explosiones del 7M que tuvieron lugar a menos de 2 kilómetros de éste. Se trata de un puente relativamente nuevo en comparación con la vida media real que debe durar una obra arquitectónica de este tipo.