La Gendarmería Nacional de Malabo ha detenido este martes, 28 de septiembre, a los ciudadanos ecuatoguineanos Rafael Bengomo y Eugenia Ogandaga. Según la Gendarmería, a los detenidos se les acusa de un supuesto caso de tráfico de vacunas contra la covid-19.

Según indican las mismas fuentes, los dos  se hacían pasar por miembros de  una empresa de logística y cobraban ilegalmente a varios extranjeros para poder ser vacunados contra el coronavirus.

La señora Eugenia, una de las implicadas, reconoce los hechos por los que se les acusa y confiesa haber inscrito a unos 18 expatriados como miembros de su empresa para que puedan recibir una segunda dosis de la vacuna a petición de su amigo y como contrapartida recibía una cantidad de dinero no pactada y que no ha revelado publicamente “Él me pidió redactarle  un documento para poder vacunar a varios expatriados” explicaba Eusebia.

Sin embargo, el otro supuesto implicado Rafael Bengono no admite ni desmiente los hechos. Se ha limitado en reafirmar  que pidió a su compañera un mero favor de lo que él consideraba un trámite legal. “La prometí que si todo llega a salir bien sin complicaciones, la iba a dar una cantidad de dinero dependiendo de lo que me den los expatriados”, afirma Bengono.

En los próximos días los dos implicados prestarán sus declaraciones ante las autoridades competentes.