En la mañana de este jueves, 20 de mayo, se ha encontrado muerto a un ciudadano español de 48 años que responde con los nombres de Manuel Androns Yanes. Uno de los más allegados del finado es el que ha encontrado su cuerpo sin vida ahorcado en su domicilio, sito en el barrio Santa María III de la ciudad de Malabo. Fue él quien dio la voz de alarma sobre este suceso.

Según apuntan las primeras hipótesis, podría tratarse de un suicidio por ahorcamiento causado supuestamente por las presiones que Manuel Androns Yanes recibía de sus acreedores. El finado al parecer fue acumulando deudas, las cuales que asfixiaban su vida financiera y que también le habrían conducido al suicidio, pero siguen abiertas las investigaciones para determinar con exactitud lo sucedido.

Según las mismas fuentes, ayer mismo, el señor Manuel Androns había recibido una citación para una comparecencia ante la policía. Se fue al puesto de policía para saber en qué consistía la citación, pero nada más regresar a su domicilio en el barrio de Santa María III, se habría encontrado con otra pareja que venía a exigirle que saldara otra deuda que había contraído.

En este sentido, tras la marcha de esta pareja sin saber en qué acuerdo dejaron, Androns Yanes se encerró en su casa hasta que en esta jornada han encontrado su cuerpo sin vida en su casa, donde llevaba viviendo desde el año 2013 y cuya profesión era cristalero.