Menos de 24 horas ha durado la angustia de familiares y amigos, así como de toda la población que se había volcado para encontrar a los tres menores desaparecidos en el Barrio Buena Esperanza de la ciudad capital de Guinea Ecuatorial, Malabo, en la tarde de ayer domingo, día 18 de abril.

Como ya les habíamos contado, los menores Juanjo Bacale (Juanjo), de 12 años, Santiago Antonio (Taiwen), de 6 años y Marcos Ncogo, de 3 años, se les ultimó de ver en el parque del barrio Buena Esperanza donde vivían. Tras anunciar su desaparición, sus fotos se habían hecho virales en todas las redes sociales donde el mensaje que más se repetía es que se encuentren a los niños sanos y salvos y que puedan regresar con sus padres.

La madre de los niños, Zulmira Andeme Osa Malongua, en su desesperación por encontrar a sus tres niños, publicó por las redes sociales un vídeo donde pedía que si alguien retiene a sus hijos que les libere para que vuelvan a casa para estar con su familia, porque les echaban mucho de menos.

No hemos tenido que esperar un largo tiempo y la familia ha anunciado que los tres pequeños ya habían sido hallados y se encontraban en buen estado de salud. Los familiares no perdieron tiempo tras encontrar a los pequeños y empezaron a cantar cuando los niños llegaron a casa de sus padres en el barrio de Buena Esperanza. Varios vídeos están circulando por las redes sociales donde se observa a una multitud de gente acogiendo a los niños con cánticos.

Algunas fuentes indican que los niños se encontraban en casa de un conocido de la familia, otros que en la de un familiar de los niños, donde habrían pasado la noche los menores, pero este asunto sigue inmerso en una serie de incógnitas que esperamos que la policía pueda aclarar cuanto antes para aclarar lo que realmente ha sucedido.