La Policía Nacional y la Gendarmería vienen cobrando a los ciudadanos que no llevan puesta la mascarilla o que la llevan mal puesta enormes cantidades económicas que oscilan a los 50 000 XAF según las diferentes denuncias presentadas por varias víctimas en el Ministerio de Seguridad Nacional. Es en este sentido que el Secretario General de dicho Ministerio ha esclarecido este miércoles que el monto por dicha infracción es de 5 000 XAF, con la liberación inmediata del intervenido.

Llevar bien puesta las mascarillas en espacios públicos en todas las ciudades de Guinea Ecuatorial es de carácter obligatorio para la lucha y prevención del Covid- 19. Una medida drástica que se impuso para frenar el avance del coronavirus, especialmente, a raíz de los primeros rebrotes en la sociedad ecuatoguineana.

El hecho de no llevar la mascarilla o llevarla mal puesta en los espacios públicos supone una sanción económica, afirma el ejecutivo. Los agentes de la Policía Nacional y de la Gendarmería, todos adscritos al Ministerio de la Seguridad son los encargados, desde que se implementó esta medida de protección, de velar por su cumplimiento.

En este sentido, desde los comienzos de la pandemia son varios ciudadanos que han sido intervenidos por el incumplimiento de esta medida. Éstos confiesan que tanto la Policía Nacional como la Gendarmería les han cobrado enormes cantidades económicas que oscilan desde 20 000 XAF hasta 50 000 XAF. Las principales víctimas de estas extorsiones han sido los expatriados.

Para aclarar este tema sobre cuánto debería pagar un infractor por no llevar bien puesta la mascarilla en los espacios públicos, el Secretario General del Ministerio de la Seguridad Nacional, Santiago Edú Asama, ha declarado en la Televisión Nacional (TVGE) que “la penalización por no llevar bien puesta la mascarilla en los espacios públicos es de 5 000 XAF” y ha añadido que la penalización sólo ha de ser abonado en las arcas del Estado a través de la cuenta del Comité Técnico de Vigilancia y Respuesta al Coronavirus.

El Secretario Generar Edú Asama ha concluido invitando a las víctimas de extorsiones por parte de los agentes del orden público a denunciarles y de no pagar de manera directa a ningún agente ya que constituye una falta grave.