Los arrendatarios de las casetas en forma de chiringuitos o quioscos construidas por el Gobierno en el Paseo Marítimo de Malabo que realizaron construcciones anexas a las mismas para ampliarlas o para otro fin o las construcciones clandestinas realizadas por algunos ciudadanos en este Paseo Marítimo han sido desmontados en la jornada de este lunes por el Ministerio de Obras Públicas, Viviendas y Urbanismo.

“Estos acoplamientos interrumpían la estética original de este enclave turístico”, decía el Viceministro de obras públicas, Pascual Ondó Nzé, quien estaba acompañado durante las operaciones de desmantelamiento por el Secretario de Estado de este mismo departamento ministerial, Tomás Esono.

El Ministerio de Cultura, Turismo y Promoción Artesanal ya se había reunido previamente con los responsables de estas construcciones clandestinas y aquellas anexas a las casetas para solicitarles el desmantelamiento de estas construcciones, puesto que no están autorizados a realizarlos según los acuerdos que tienen con el Gobierno.

EL Ministerio Obras Públicas, Viviendas y Urbanismo y el de Turismo y Promoción Artesanal han recomendado a los interesados en construir chiringuitos, quioscos y realizar construcciones anexas a las casetas en este enclave turístico de Malabo para que se vean primero con los expertos y autoridades de estos ministerios para una mejor orientación y requisitos necesarios para hacerlo.

El paseo marítimo de Malabo es actualmente una de las principales atracciones turísticas de Malabo, así como uno de los principales lugares donde los ciudadanos de la capital realizan actividades de ocio, deportes, entre otras, por lo que el Ejecutivo de Malabo, según señalan las autoridades competentes, quieren mantener su estética original.