El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) designó, durante una ceremonia realizada el pasado 04 de octubre en Malabo, a Lucas Nguema Escalada como Embajador de Buena Voluntad de Guinea Ecuatorial para el periodo 2021-2023.

“Estamos viviendo varias situaciones de alerta donde se producen bajas entre la población, pero de las situaciones adversas tratamos de aprender”, comentó la representante residente del PNUD Elsie Laurence en su discurso. “Para alcanzar este objetivo necesitamos trabajar con personas comprometidas con los demás con la esencia de compartir, elevar, mejorar y apoyar a nuestros cercanos. Lucas encarna la buena voluntad para asistir a los demás” ha apostillado.

Evangelina Nguema, hermana del nuevo embajador del PNUD se encargó de resumir la trayectoria del artista, a quien definió como “un hombre comprometido con una gran pasión a su trabajo, a sus creencias y a su propósito de vida y a Guinea Ecuatorial”.

Con estudios en ciencias políticas y economía, Lucas Nguema Escalada es un diseñador de moda, fundador y CEO de Lucas Escalada Management y de la Organización Mujer Ideal. Su primer emprendimiento fue un bar cultural con el que permitía a los artistas expresar su arte libremente y el primer evento que organizó fue un acto benéfico en el que reunió a artistas nacionales para ayudar a recaudar fondos para un niño de cinco años con problemas de salud.

Pamela Nze Eworo, periodista y la actual  responsable del Departamento de Relaciones Externas y Comunicación de la Fundación Constancia Mangue Nsue Okomo (F.C.M.N.O.), como representante de la sociedad civil dijo en su intervención que ” Lucas es una persona que tiene una visión que a través de su arte y sensibilidad podría trabajar para mejorar la vida de los demás. Lucas sabe identificar a otros soñadores y echarles una mano para materializar sus obras”.

El escritor Ruben Evuy en su intervención dijo que ¨Lucas es una persona que ha dedicado su esfuerzo para mejorar nuestra sociedad para que otros tengan un lugar de expresión. A pesar de sus batallas, tiene un corazón muy grande de ayudar siempre.

“Mi familia ha sido un gran pilar de inspiraciones. Estoy muy orgulloso de ellos porque  no soy el principio sino el seguimiento de lo que han hecho” ha asegurado el nuevo embajador del PNUD, reconociendo que no ha alcanzado todavía su objetivo principal que es seguir ayudando y cambiar la vida de otras personas.

Según ha indicado, su objetivo  es canalizar, a través de su plataforma, el empoderamiento de sectores marginados por causas sociales y que, siguiendo el ejemplo de la Primera Dama de la Nación, con esfuerzo y pasión pueda contribuir en el desarrollo de nuestro país. Además, ha puntualizado que centrará su acción en tres sectores que son las mujeres, la juventud y las personas emprendedoras, puesto que, a nivel global, son los principales agentes de cambio, debido a su liderazgo y resiliencia.

Agradecido por la consideración y reconocimiento hacia su persona, ha agradecido a todas aquellas personas que le acompañaron en su trayectoria y aseguró que ha aprendido mucho de todos. “Me comprometo a prestar mi voz y participar en campañas de acción para apoyar los objetivos de desarrollo sostenible que debe lograr el país para el año 2030. Mi especial agradecimiento y admiración  a la Dra. Elsie Laurence-Chounoune  por el gran trabajo que está realizando en nuestro país” ha apostillado Lucas Nguema Escalada.

Los embajadores de buena voluntad son personas que tienen una  relevancia notoria en su país y son propuestos por las agencias de la Naciones Unidas en el país por su trabajo y sus acciones públicas. Comparten su compromiso de hacer un planeta cada vez mejor, defienden la visión de la carta de las Naciones Unidas y sirven como un canalizador principal para ayudar a construir asociaciones caritativas que movilizan a grupos más amplios para lograr un futuro sin pobreza ni desigualdades