Esta es una de las diversas actividades que pretende materializar esta organización en los próximos días en la ciudad de Bata.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), fue una de las primeras organizaciones internacionales en reaccionar tras de los explosivos del pasado 7 de marzo en el cuartel militar de Nkoantoma en la ciudad de Bata.

Días después de este caótico suceso PNUD diseñó una estrategia socio económica y otra consistente en la evaluación ambiental para evaluar el nivel de alcance que sufrieron los edificios y casas ubicadas cerca del perímetro del lugar de los explosivos.

Concluida ya esta primera fase, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo informa que ha firmado una alianza de crear un total de 120 puestos de trabajos en beneficio a las víctimas del 7M junto al Gobierno a través del Ministerio de Asuntos Sociales, el Ayuntamiento de Bata, y la Cruz Roja.

Antes de la implementación de este proyecto esperanzador PNUD ha iniciado este jueves 03 de junio una campaña de sensibilización sobre la recogida y reciclaje de residuos en las viviendas sociales de Nkoantoma.

No obstante, en los próximos días el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo pretende diseñar y ejecutar otros diversos proyectos todo en beneficio de las víctimas del 7M.