Hoy se cumple un mes de las caóticas explosiones que sufrió la ciudad de Bata el pasado 7 de marzo, conocidas actualmente por las siglas 7M. Una fecha que ha quedado grabada en la memoria de todos los ecuatoguineanos donde quieran que se encuentren y que supone uno de los días más tristes de la historia reciente de Guinea Ecuatorial. Desde entonces, se han realizado varios actos en homenaje a las víctimas, distribución de ayuda humanitaria, incluida ayuda pecuniaria, a los damnificados, movilización de actores públicos y privados, nacionales e internacionales, para ayudar en la reconstrucción del epicentro del siniestro y ofrecer material de distinta índole a la población de la zona cero y de los barrios colindantes afectados.

Entorno a las 14 horas del 7 de marzo se producía la cadena de explosiones que ha dejado un saldo de 107 fallecidos y 615 heridos. Desde aquel fatídico día 7 de marzo hasta el de hoy día, han pasado ya treinta y un días naturales desde que varias explosiones se produjeran en el Cuartel Militar de la Intervención Rápida de Nkoatoma, cuyas ondas se sintieron a kilómetros a la redonda y la columna de humo se podía ver en prácticamente toda la ciudad de Bata . En este mes transcurrido, tanto el Gobierno, los países amigos, empresas e instituciones públicas y privadas, nacionales e internacionales, organizaciones no gubernamentales y personas físicas han mostrado su solidaridad y han tendido la mano a los damnificados y homenajeado a los fallecidos e incluso la Selección Nzalang Nacional ha dedicado no solamente una victoria a los fallecidos frente a Tanzania, sino una clasificación histórica de Guinea Ecuatorial para la próxima CAN, Total Camerún, además sus jugadores donaron para los damnificados del 7M la cantidad de 2.300.00 XAF.

Para hacer frente a esta catástrofe, el Gobierno activó el número 112 para el 7M, movilizó toda la logística para atender a los heridos y encontrar a los que estaban atrapados bajo los escombros y pudimos constatar, menos de tres horas después de las explosiones, la presencia del Vicepresidente de la República, Teodoro Nguema Obiang Mangue, en el epicentro de las explosiones, quien se encontraba en la ciudad de Malabo en el momento de las explosiones. El 10 de marzo, el Ejecutivo del país declaró tres días de luto, desbloqueando así una suma de 10 mil millones XAF para responder a la catástrofe. Este mismo día, la pareja presidencial se desplaza a Bata para visitar a las víctimas.

La llamada del Presidente de la República, Obiang Nguema Mbasogo, a todos los actores nacionales para que se solidaricen y apoyen a los damnificados fue escuchado por éstos y así pues en el trascurso de los últimos 31 días, varias empresas nacionales o con oficinas en el País, organizaciones no gubernamentales y otras instituciones nacionales han ofrecido ayudas por el 7M, como se puede destacar, sólo por citar algunas, la empresa CONEXXIA y Marathon Oil, la Federación de Pastores de la Isla de Bioko que recaudó 6.278.000 XAF para los damnificados del 7M. También hemos vivido actos de solidaridad de parte de personas físicas, nacionales y extranjeras, y de ciudadanos de la diáspora como es el caso del colectivo de ecuatoguineanos de España, quien en coordinación con la Embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid, consiguió recolectar un total de 3000 kilos de ayuda humanitaria.

El Ministro de Asuntos Exteriores se reunió con todos los embajadores acreditados en el país en el mismo día de los hechos, para pedirles su ayuda con el fin de poder responder a esta catástrofe de Bata. En este sentido, varios países, organismos internacionales, multinacionales han arrimado el hombro a los afectados.

El Sistema de las Naciones Unidas también ha protagonizado varios actos en ayuda a los heridos y afectados del 7M. En este sentido hemos visto en el terreno a equipos técnicos de la FAO, FMI, PNUD, UNESCO trabajando con las autoridades sanitarias del país y con otros departamentos. También se recibió un mensaje de condolencias al pueblo de Guinea Ecuatorial, enviado por el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres. También instituciones regionales se han querido solidarizar con nuestro País como lo demuestran los mensajes de condolencias recibidos de la Unión Africana, la CEEAC, la CEMAC o de la BDEAC, quien además donó 500 millones XAF a nuestro País.

Países amigos no han querido quedarse atrás y se han sumado a las iniciativas emprendidas por el País. No solamente han mandado mensajes de condolencias y de apoyo, sino también han proporcionado ayuda de diferentes formas para los damnificados. Podemos destacar, pero de forma exhaustiva, la ayuda enviada por España, la primera que llegó al País, la donación en alimentos de Brasil conjuntamente con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por monto de 100.000 dólares americanos, la ayuda médica y alimentaria de los Emiratos Árabes Unidos, los cargueros de ayuda enviados por Qatar, quien incluso ha puesto en marcha un hospital de campaña en la ciudad de Bata, el puesto médico móvil enviado por Francia, así como un equipo para luchar contra el Covid-19 y diez desminadores de seguridad civil, los 200.000 dólares americanos en asistencia humanitaria de la República de Corea, la hermana República de Gabón también se solidarizó con Guinea Ecuatorial con un apoyo económico de 500 millones XAF, entre otros Países.

El 09 de marzo y mediante Decreto Núm.25/2021, de fecha 9 de marzo, el Presidente de la República declara la ciudad de Bata “zona catastrófica” y activa medidas urgentes para proteger a los damnificados. Se declaran tres días de luto en todo el Territorio Nacional durante los días 10, 11 y 12 del mes de marzo, el Gobierno desbloquea 10.000 millones de XAF para hacer frente a este siniestro y se activa el Comité nacional de Emergencias que se rige mediante la Ley nº4/2010, sobre Prevención y Protección Civil.

El 12 de marzo se lleva a cabo en el Estadio de Bata la emotiva ceremonia de honras fúnebres a las víctimas de las explosiones del 7M, presidido por el Presidente de la República y la Primera Dama. En este acto también se hace lectura del Decreto sancionado por el Presidente Obiang Nguema Mbasogo, mediante el cual se otorgan medallas de sufrimiento a título póstumo a los militares y civiles fallecidos en las explosiones del 7M. El Vicepresidente de la República, encargado de la Defensa Nacional y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangue, ha sido el encargado de llevar cabo este acto de puesta de medallas de sufrimiento

El 30 de marzo, en un acto llevado a cabo en la Sala de Conferencias de Ngolo en la ciudad de Bata y presidido por el Vicepresidente de la República de Guinea Ecuatorial, encargado de Defensa y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangué, alrededor de 1402 damnificados de las explosiones del 7M recibieron ayuda en efectivo para reparar o reconstruir sus viviendas de los 1.500 millones XAF desbloqueados por el Gobierno para tal fin.

En definitiva, es difícil recoger todo lo sucedido en este primer mes, pero lo que es cierto es que el pueblo de Guinea Ecuatorial ha sabido movilizarse para hacer frente a esta catástrofe que ha azotado en hechos a la ciudad de Bata, pero que afecta a todos los ecuatoguineanos donde quieran que estén y se ha visto durante este primer mes tras el siniestro, la solidaridad existentes en el País. También se ha notado el apoyo de decenas de países amigos y de e instituciones regionales e internacionales.

Aún queda un largo camino por recorrer para mitigar las secuelas dejadas por el 7M y aún faltan cosas por hacer y cumplir para recuperar y dejar atrás los efectos de esta catástrofe. En tan poco tiempo es difícil todavía hablar de otra cosa, a pesar de que también el País está haciendo frente a la pandemia del Covid-19. Esperamos seguir escribiendo infinitas páginas sobre iniciativas sostenibles para ayudar a los damnificados y reconstruir el lugar del siniestro. Seguiremos siendo fuertes, seguiremos siendo todos Bata.