27.5 C
Malabo
HomeEntrepreneursExclusiva a Rebeca Nchama Nguema, primera ecuatoguineana que crea una empresa en...

Exclusiva a Rebeca Nchama Nguema, primera ecuatoguineana que crea una empresa en los Emiratos Árabes Unidos. 

Rebeca Nchama Nguema, es una joven emprendedora y la primera ecuatoguineana en fundar una empresa en los Emiratos Árabes Unidos. Se trata de una empresa de logística que presta servicios desde Dubái para el mundo, incluido obviamente Guinea Ecuatorial. 

Dream Deal, como se llama la empresa, son expertos en ayudarte a construir tu futuro logístico, te proporciona sus servicios de alta calidad como compras por encargo, transferencias de dinero, paquetes médicos y estudiantiles entre Dubái y el continente africano. 

¿Qué significa Dream Deal para ti? 

El nombre Dream Deal (Literalmente en inglés “trato de ensueño”) me inspiró por razones bastante personales. Las veces que he viajado a Dubái he observado que, tanto yo como familiares y personas cercanas, hemos sufrido un trato bastante alejado de la profesionalidad de parte de algunos extranjeros que están en el sector de la logística en Dubái y eso me inspiró a hacer una empresa donde los ecuatoguineanos se sientan cómodos, confiados, ofreciéndoles un trato de ensueño y qué mejor nombre que ése (Dream Deal). 

¿Cuáles son los servicios que ofrece? 

Dream Deal se dedica a todo tipo de logística. Contamos con una licencia general, en donde podemos exportar e importar desde Dubái al mundo, pero por ahora los servicios son dedicados exclusivamente para África. Le ofrecemos a nuestra clientela la gestión de absolutamente todo tipo de artículos de lo más pequeño a lo más grande, haciendo envíos marítimos y aéreos, gestión de visados, paquetes estudiantiles, paquetes de salud y estética, envíos de dinero, paquetes de turismo, etc. 

¿Cómo te surgió la idea? 

Por razones de salud estuve forzada a pasar un largo periodo de tiempo en Dubái y en mi afán de seguir creciendo como persona y empresaria, viendo las deficiencias que el sector de la logística de Dubái a Guinea Ecuatorial me atreví a establecer la compañía aquí y con la bendición De Dios estamos arrancando con buen pie. 

¿Cuáles son las dificultades que ha encontrado para abrir una empresa de logística en Emiratos Árabes? 


Gracias a Dios, ninguna dificultad que no se pueda sobrellevar, ya que cuento con la experiencia de tener y dirigir una empresa en mi país (Guinea Ecuatorial). No ha sido nada difícil para mí, puesto que los Emiratos Árabes son bastante receptivos con los inversionistas extranjeros. 

Como dificultad hasta ahora diría que la estoy encontrando en “colegas africanos”. Te ven como una “amenaza” y al ser la única empresa ecuatoguineana en ese sector, pues no cuento con mucho apoyo y toda la información y datos sobre el mercado, lo he tenido que averiguar sola, además de intentar ser autodidacta en los detalles relacionados con el sector. 

¿Cómo se sientes al ser la primera ecuatoguineana en establecer una empresa en los Emiratos Árabes? 

Bastante orgullosa la verdad. Antes de establecer esa empresa, en verdad no era consciente que era la primera ecuatoguineana y al saberlo me regocijé de orgullo, porque adoro ser ecuatoguineana, adoro mi país. Me llena de emoción cuando voy a reuniones y decirles que soy de Guinea Ecuatorial, enseñarles a todos cosas sobre mi hermoso país. Plantar una semilla de mi país en los Emiratos Árabes es un título que cargo con bastante orgullo y espero sobre todo hacerlo bien y no defraudar a mi País. Para mí es un placer poder “representar” la ética laboral y profesional que corre por mi sangre. 

 ¿Ya tienes algunos socios? 

Si, cuento con un socio Silent Partner. Es de Emiratos Árabes, ya que son unos de los requisitos gubernamentales para la apertura de la empresa, pero es 100% mía. 

¿ Cuáles son los objetivos que persigue como empresaria? 

Soy licenciada en dirección y administración de empresas. Es algo que me apasiona desde pequeña. Me apasiona todo sobre empresas, mis objetivos no tienen límites. Voy a tomar toda oportunidad que se me ponga en frente, no tengo miedo a los riesgos a la hora de invertir, quiero seguir desafiándome a mí misma. Alcanzar mi mayor potencial es mi ambición y representar a mi país es mi orgullo. 

¿Qué significa Dream Deal para ti? 

Dream Deal representa un sueño, un desafío, un objetivo y sobre todo un orgullo. 

¿Cómo ha Sido recibida hasta el momento sus servicios en Emiratos Árabes Unidos? 

Hasta ahora estoy bastante encantada con el recibimiento. La logística es uno de los sectores predominantes en ese país, ya que tienen mucho que ofrecer al resto de mundo y hay espacio para todas las empresas. 

¿Cuáles son sus principales metas con su empresa? 

Crecer hasta llegar a lo más alto que Dios nos permita. Quiero hacerla más internacional en un futuro no muy lejano. No solo ofrecer servicios de logística desde Dubái, sino en varios otros países. 

¿Existe alguna receta para alcanzar el éxito en el mundo del emprendimiento? 

Desde luego. Soy una persona creyente y personalmente sé que sin el favor de Dios nada es posible. Después de eso, está el creer en uno mismo. Siempre he sido una persona bastante segura de mí misma, tengo mis objetivos bastante claros, sé donde quiero llegar y lo que puedo conseguir con trabajo y esfuerzo. 

¿Alguna recomendación para los jóvenes que desean seguir sus pasos? 

Tener muchísima fe en ellos mismos, perder el miedo a tomar decisiones. Creo firmemente en el “es mejor arrepentirse de lo que no has hecho que lamentarse de no haberlo hecho”. Sin riesgos no hay historias, si quieres tener éxito apuesta por ti mismo. Esa es la recomendación principal. 

¿Qué diferencia encuentra entre Guinea Ecuatorial y los Emiratos Árabes al ser una mujer y emprendedora? 

A los 26 años abrí mi primera empresa en Malabo. Recuerdo patalear todas las oficinas que podía para conseguir contratos y nadie creía en mí, aunque tenía proyectos bastante interesantes en los que había trabajado duro. Me decían “niña” y no me tomaban en serio, porque no creían que una “niña” podía ser capaz de llevar responsabilidades tan grandes y me dolía, porque conozco mi capacidad intelectual y laboral y podía hacer eso y muchísimo más. Gracias a Dios conseguí proyectos muy grandes, pero con bastante sudor. 

En cambio, en los Emiratos Árabes sorprendentemente nunca he sentido el trato de “mujer” o “niña” y eso que me he reunido con gente importante y el sector logístico es de casi hombres y nunca me han hecho sentir como que no puedo hacer algo por ser mujer. Siempre he sido tratada con bastante igualdad.  

En mi experiencia entre los dos países, ésa sería la única diferencia entre las dos sociedades. 

spot_img

Siguenos

3,880FansLike
2,551FollowersFollow
909FollowersFollow

No te pierdas

Articulos Relacionados