El Ministerio de Sanidad y Bienestar Social de Guinea Ecuatorial ha informado, con datos recogidos hasta el martes, 9 de marzo y actualizados el 10 de marzo, sobre la situación epidemiológica de la incidencia de la COVID-19 en el País en los últimos 7 días.

La cadena de explosiones ocurridas en el Cuartel Militar de Intervención Rápida de Nkoantoma en la ciudad de Bata, el pasado domingo,7 de marzo, ha provocado una cierta saturación en los tres principales hospitales de esta ciudad, La Paz, Nuevo INSESO y el Hospital Regional, lo que ha multiplicado considerablemente el trabajo de los sanitarios en estos hospitales. De hecho, el Ministerio de Sanidad había solicitado el apoyo de personal sanitario de otras ciudades del país, incluida la capital Malabo.

Para atender a los heridos que siguen hospitalizados en diferentes hospitales por las explosiones de Bata, el efectivo del sistema sanitario nacional ha recibido ayuda de Países como España e Israel, quienes han enviado brigadas médicas para apoyar al personal sanitario local. Estas brigadas ya han tenido un primer contacto con los diferentes hospitales, a través de una visita que han realizado en el día de hoy. Empezarán a trabajar en breve en función de las necesidades de cada centro sanitario.

A pesar de este siniestro y sus consecuencias sobre el sistema sanitario nacional, el Ministerio de Sanidad no ha dejado de lado la lucha contra la pandemia de la COVID-19. Así pues, según los datos actualizados a fecha de 10 de marzo, se han registrado un total de 295 casos positivos, de los cuales 12 son profesionales sanitarios, 4 fallecidos y 117 recuperados en los últimos 7 días. En este sentido, la tasa de positividad se ha establecido en 8,3.

A la vista de estos nuevos datos, los casos totales suben hasta los 6456, los fallecidos alcanzan los 98, los recuperados llegan a 5839 y siguen activos un total de 504 casos. La tasa de positividad media es de 6,5 y la de letalidad 1,52. Actualmente, los casos hospitalizados son 57, de entre los cuales 33 son casos leves o moderados, 21 son casos graves mientras que 3 están en estado crítico.