En el Día Mundial contra la Tuberculosis (24 de marzo), el Ministro de Sanidad y Bienestar Social, Diosdado Vicente Nsue Milang, ha recordado que Guinea Ecuatorial se suma al objetivo mundial de eliminar esta enfermedad como problema de salud pública, de aquí al 2030. “Nuestro país vive la Tuberculosis (sobre todo la Sensible y la Resistente) en medio de una gran epidemia de VIH, que multiplica su expansión en la población”, ha advertido el Ministro de Sanidad.

La mayor amenaza para el control de la Tuberculosis en Guinea Ecuatorial es el VIH que afecta ya a un 7% de la población. “La Tuberculosis supone más de la mitad de todas las muertes por Sida, por lo que mejorar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la Tuberculosis significa que hay que evitar que las personas con VIH mueran” ha explicado Diosdado Vicente Nsue Milang.

Para luchar contra la Tuberculosis, el Ministerio de Sanidad y Bienestar Social (MINSABS) ha incrementado el número de unidades públicas o privadas acreditadas para su diagnóstico y tratamiento, de forma gratuita. Se han adquirido tratamientos mejores para las formas graves de Tuberculosis y ha implementado por todo el país el GeneXpert, una herramienta moderna capaz de detectar las formas resistentes de la Tuberculosis. “El Gobierno ecuatoguineano, a través del MINSABS, está haciendo un gran esfuerzo para que las tasas de curación en nuestro país sean comparables con los mejores programas de Tuberculosis del mundo”, ha señalado el Ministro de Sanidad.

Sin embargo, estos avances se ven amenazados por la práctica ilegal de ofrecer y recibir tratamientos antituberculosos en centros o por personas acreditados para llevar a cabo esta labora con la calidad exigida. “También cabe señalar que la crisis del COVID-19 puede hacer retroceder la evolución de la lucha contra la Tuberculosis, por las medidas de contención necesarias para frenar el contagio. Es importante que cualquier ciudadano con tos pueda ser evaluado de Tuberculosis, incluso en el contexto actual de pandemia” ha afirmado Diosdado Vicente Nsue Milang.