El Ministerio de Sanidad y Bienestar Social de Guinea Ecuatorial, a través de la Dirección General de Coordinación de Lucha Contra las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), VIH/Sida, Tuberculosis y Hepatitis, sigue promoviendo la campaña social para motivar a las personas seropositivas acudir a los centros sanitarios para recibir tratamientos y medicamentos gratuitos sufragados en su totalidad por el Ejecutivo de Malabo.

La Directora General de Coordinación de Lucha Contra las ETS, Leticia Nseng Ondó Ayecaba, en una entrevista concedida a este medio en relación a la campaña que promueve su departamento para mejorar los datos de las ETS en nuestro país y proporcionar mejores atenciones a los que las padecen, ha indicado que la misma está siendo un éxito y ha admitido que se está molesto con la situación de los seropositivos que actualmente no acuden a los centros de salud para recibir los medicamentos que necesitan “por vergüenza”.

En este caso, Nseng Ondó Ayecaba invita a las personas que viven con las ETS descubrir cuáles son sus derechos. “En el 2005 año se dictó una Ley que ampara a las personas infectadas por enfermedades de transmisión sexual y castiga a aquellos que puedan divulgar, estigmatizar o incluso discriminar a estos enfermos por su estado”, ha resaltado la directora general.

Para que prospere una denuncia de un infectado contra un médico que haya divulgado su estado serológico sin su consentimiento o en violación de la ley, “este ha de tener siempre las pruebas”. De este modo, el Ministerio de Sanidad alienta a los pacientes a denunciar esta práctica y “en el caso de que sea comprobada, el causante del hecho será puesto a disposición judicial”, advierte Nseng Ondó Ayecaba.

El mes pasado, el Ministerio de Sanidad, dentro de sus investigaciones, tuvo constancia de que una de las causas por las que algunos pacientes de VIH-SIDA renuncian hacer el tratamiento o ir a los centros de salud a recibir gratuitamente antiretrovirales, estaría vinculada a la revelación del estado serológico de éstos por parte del personal sanitario. Por lo que, este departamento está realizando campañas y adoptando medidas para acabar con esta situación.

La directora general Leticia Nseng Ondó Ayecaba ha reafirmado una vez más que el deseo del Ministerio de Sanidad y Bienestar Social, como máximo órgano garante de la salud pública de nuestro país, es “conseguir que los pacientes de VIH-SIDA no se sientan acomplejados, marginados ni avergonzados por su estado de salud” y que los médicos que revelen el estado de salud de estos sin su consentimiento sean castigados conforme a la Ley