Con esos acuerdos suscritos se prevé facilitar el proyecto de fabricación y relleno de la vacuna anti Covid-19 y otras vacunas importantes en Marruecos.

El objetivo de este proyecto se enmarca en la voluntad del monarca de dotar al país de capacidades industriales y biotecnológicas para desarrollar la fabricación de vacunas.

Por lo tanto, la fabricación podría arrancar a corto plazo con una capacidad de producción de 5 millones de dosis al mes, y se prevé que este proyecto movilice una inversión global de 500 millones de dólares.

El proyecto impulsará además la autosuficiencia del reino, tanto que lo podría convertir en una plataforma de biotecnología importante en el continente africano en particular y en el mundo en general.