Cada 24 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis para incrementar la concientización pública sobre las devastadoras consecuencias, sociales y económicas de la tuberculosis (TB) en quienes padecen esta enfermedad prevenible y curable. Se invita a intensificar los esfuerzos dirigidos a poner fin a la epidemia mundial de TB.

“Es hora de actuar. Pon fin a la tuberculosis”

Según la investigación preliminar hecha por expertos de la Organización Mundial de la Salud ( OMS) en mas de 80 países para determinar en qué grado ha reducido la atención sanitaria a los enfermos de la tuberculosis por la crisis sanitaria actual provocada por la COVID 19, 1,4 millones de personas menos recibieron atención para la tuberculosis en 2020 que en 2019, es decir, una reducción del 21% con respecto a 2019.

Los datos preliminares del grupo de expertos de la OMS centrado en esta investigación, demuestran que los países con las mayores brechas relativas son Indonesia, Sudáfrica, Filipinas y la India.

La interrupción de los servicios esenciales para las personas con tuberculosis es solo un trágico ejemplo de las formas en que la pandemia esta afectado de forma desproporcionada a algunas de las personas mas pobres del mundo, que ya corrían un mayor riesgo de contraer la tuberculosis, subraya Tendros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

“Estos datos aleccionadores apuntan a la necesidad de que los países hagan de la cobertura sanitaria universal una prioridad clave a la hora de responder a la pandemia y recuperarse de ella, para garantizar el acceso a los servicios esenciales para la tuberculosis y todas las enfermedades”, culminaba diciendo el máximo responsable de la Organización Mundial de la Salud.

Debido a esta falta de atención, la OMS sospecha que más de medio millón de personas más pudieron haber muerto de tuberculosis en 2020 simplemente porque no pudieron obtener un diagnóstico.

El Secretario General de las Naciones Unidas, emitió en 2020 un conjunto de 10 recomendaciones prioritarias que los países deben seguir, para hacer frente esta situación, entre ellas:

  • Activar el liderazgo y la acción de alto nivel en múltiples sectores para reducir urgentemente las muertes por tuberculosis,
  • Aumentar la financiación,
  • Avanzar en la cobertura sanitaria universal con respecto a la prevención y la atención de la tuberculosis,
  • Abordar la resistencia a los medicamentos,
  • Promover los derechos humanos e intensificar la investigación sobre la tuberculosis.

La tuberculosis es una enfermedad causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones. Es curable y prevenible.La tuberculosis se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo pero aun no han enfermado ni pueden transmitir la infección.